¡A reactivar la caficultura!

Enlace copiado
¡A reactivar la caficultura!

¡A reactivar la caficultura!

Enlace copiado

Con el objetivo de invertir $300 millones para apoyar integralmente la reactivación del cultivo del café, la semana anterior se presentó a la Asamblea Legislativa la propuesta de reforma a la Ley de Saneamiento y Fortalecimiento de Bancos Comerciales y Asociaciones de Ahorro y Préstamo.

La reforma es parte de los acuerdos alcanzados por la Mesa del Café, y tiene como propósito detener coyunturalmente los embargos, buscar la reestructuración de los créditos en condiciones más favorables para los productores y destinar $150 millones para potenciar la reactivación del parque cafetero.

La Mesa del Café es un esfuerzo liderado por el gobierno central, en la que participan diputados de las principales fuerzas políticas y representantes de los productores de café; tiene como objetivo central la renovación del al menos 100 mil manzanas del parque cafetero en los próximos ocho años.

La importancia del café debe verse desde múltiples perspectivas. Por un lado, por su aporte al PIB, al comercio exterior y por lo tanto al crecimiento de la economía. Genera más de 50 mil empleos en el campo y sigue siendo uno de los pilares de nuestras exportaciones de productos tradicionales al resto del mundo.

Por otro lado, el cultivo del café genera importantes beneficios ambientales y ecológicos al país, a través de su contribución se recargan los mantos acuíferos, la captura de carbono, la conservación de la biodiversidad y la protección de los suelos.

El parque cafetero constituye hoy en día la cobertura boscosa más extensa del país.
Finalmente, la caficultura es sinónimo de estabilidad social en el campo, ya que genera ingresos que contribuyen a reducir la pobreza rural y a mejorar las condiciones de vida de la gente, con lo que se reducen los fenómenos de delincuencia y migración.

La Mesa del Café reconoce, también, la importancia de transitar hacia una caficultura más moderna y competitiva, por lo que dentro de sus acuerdos incorpora aspectos relacionados con la innovación, la transferencia tecnológica y la asistencia técnica especializada; así como el uso de semillas certificadas y la producción de cafés especiales que generan mejores ingresos a los productores.

Durante la presentación del anteproyecto de reforma, el vicepresidente de la república y comisionado para la Inversión Pública y Privada dijo que, en los próximos años, es importante hacer de la caficultura uno de los sectores más potentes y dinámicos por los efectos positivos que genera en la economía y en las comunidades rurales.

Además, hizo un reconocimiento a los productores, beneficiadores, comercializadores, viveristas y todos aquellos relacionados con este sector por hacer posible que la caficultura todavía tenga una voz, una presencia y una posibilidad de volver a ser uno de los sectores más importantes para la economía nacional.

La habilitación de estos $300 millones es solo el primer paso en esta ruta de recuperación, fortalecimiento y expansión de este cultivo. Una vez aprobada la reforma, el sistema financiero nacional, especialmente el BFA, el Banco Hipotecario y el FOSAFFI deberán proceder a reestructurar el Fideicomiso del Café para habilitar nuevas líneas de financiamiento en mejores condiciones.

Finalmente, los productores que han asumido el compromiso con este esfuerzo deberán iniciar el proceso de renovación de sus fincas de acuerdo con las metas anuales que se han establecido.

Esta es una muestra más de cómo la herramienta del diálogo junto con la voluntad política permiten alcanzar acuerdos que estimulan el crecimiento económico y el desarrollo social, y facilitan el impulso de políticas públicas y reformas legales, ya que se goza del consenso y la aprobación de todas las partes involucradas.

Unámonos para crecer

 

Lee también

Comentarios

Newsletter