Lo más visto

Más de Opinión

ARENA es el principal rival de ARENA

Enlace copiado
Roberto Rubio-Fabián / Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Roberto Rubio-Fabián / Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Aunque el FMLN se encuentra ahora muy debilitado y emproblemado, y por el momento no da señales de haber aprendido la lección de la contundente derrota del 4 de marzo, continúa siendo un importante rival político de ARENA. En efecto, el Frente sigue teniendo fuerte capacidad de organización territorial, gobierna un porcentaje no despreciable de alcaldías, tiene dos candidatos con planteamientos renovadores, y dispone de los resortes/soportes que le da el control del gobierno.

Por lo que vemos, ARENA tendrá también otro rival para las elecciones presidenciales: Nuevas Ideas. Es cierto que este lo tiene cuesta arriba: por el momento no posee significativa organización territorial; no tiene claros canales para traducir la popularidad en voto; su líder enfrenta investigaciones judiciales por nepotismo, enriquecimiento ilícito, difamación, falsedad material, y hasta un “manzanazo”; todavía no le llega el verdadero ácido que viene con la exposición pública de todo candidato presidencial, etcétera.

A pesar de ello, Nuevas Ideas tiene popularidad. Posiblemente algo inflada mediáticamente, pero no se puede negar que su líder la tiene. Hay que reconocer que dicho movimiento, con sus simplezas y engaños, ha logrado penetrar en una parte de esa mayoritaria porción de los desencantados y/o cansados de los partidos políticos tradicionales. Y por el momento pesca solo en ese conglomerado, sin que aparezca otra opción o liderazgo que le dispute ese amplio y creciente sector que no se siente representado por nuestro descompuesto y desprestigiado sistema político.

Sin duda serán dos rivales importantes. Pero el principal rival de ARENA sigue siendo ARENA. O como afirmaba Héctor Silva en la revista Factum, “el principal reto de ARENA es parecerse menos a sí misma” (9/3/18).

A ARENA se le hará difícil ganar las presidenciales, si, por un lado, no logra entusiasmar a sus propias bases y simpatizantes, especialmente a los que salieron heridos y derrotados en las primarias, y por otro, si no logra seducir una parte de esa legión de desencantados y fatigados con la partidocracia. Y esto solo se logrará si ARENA se aleja de sus personajes/prácticas viciadas del pasado, si muestra con hechos, comportamientos y compromisos concretos que está cambiando la forma de hacer política, que es portador de nuevas ideas y propuestas, que su renovación como partido va en serio.

Caso contrario, tendremos a un candidato fresco y joven acompañado de políticos rancios. Tendremos un líder representando y pregonando futuro, mientras al lado de la puerta tendremos dirigentes representando pasado y vocerías en clave prehistórica. Tendremos un candidato hablando de unidad del partido, mientras abajo, ganadores o perdedores piden sangre. Tendremos un líder sencillo, jalonado por políticos prepotentes. Tendremos un candidato honesto y bien intencionado, rodeado de oportunistas y corruptos. Sin duda unas anclas difíciles de quitar para el candidato de ARENA, que si no logra levantar las amarras se le hará difícil navegar.

El reparto de puestos claves en la Asamblea Legislativa expresa poco la voluntad para una renovación en serio. Mal comienzo el poner como jefe de fracción a una persona con investigación abierta por enriquecimiento ilícito. Ojalá puedan enmendar este error. Ojalá puedan dar señales contundentes de cambio y unidad. Ojalá cumplan lo que prometieron cambiar, y no hagan lo que antes criticaron como oposición legislativa. Si no lo hacen, se juegan la elección presidencial.

Lee también

Comentarios