Lo más visto

Más de Opinión

Abrazando al norte

El viaje de Bukele a México y EUA reviste gran importancia, más allá de las declaraciones en la Heritage Foundation, declaración de intenciones conservadoras pro negocios.

Enlace copiado
Rafael Castellanos

Rafael Castellanos

Enlace copiado

La importancia capital es la que denomino "abrazando al norte", pues en dicho viaje el presidente electo se reunió primero con el presidente de izquierda de México, López Obrador, no para compartir ideología o fingir como erróneamente lo califican unos, sino para reiterar y reforzar pacto firmado anteriormente por EUA, México, Guatemala, Honduras y El Salvador para constituir en el sur de México y los tres países centroamericanos una zona de desarrollo económico y humano, en el que cambien las condiciones estructurales que provocan violencia y migración, falta de oportunidades, pobreza, violencia, corrupción y narcotráfico que viven sus habitantes, lo cual en teoría, al implementarse bien, sería suficientemente atractiva para que los residentes atormentados por la violencia y falta de oportunidades no migren hacia EUA para solucionar su vida precaria.

Ese al menos es el discurso, suena bastante bien, eliminar las causas estructurales que provocan las migraciones a EUA antes por gotas y ahora por caravanas, fenómeno reciente y complejo. Grave para los pobres inmigrantes por los peligros, salud y muerte y vejaciones en el camino, grave para la visión antiinmigrante del presidente Trump, uno de los puntos principales de su agenda.

Los adversarios comerciales y militares que preocupan a EUA son China y Rusia, que comenzaron a penetrar su patio trasero en Venezuela y Nicaragua, recientemente China en El Salvador, lo que desencadenó fuertes reacciones de EUA por la presencia china en La Unión, lo que calificaron como un peligro a su Seguridad Nacional, el tema más importante en la agenda de ese país y que aglutina bipartidismo y buena parte de la población.

No es aventurado entonces calificar el tema como una iniciativa geopolítica en la cual EUA empeña ayuda, dinero y asistencia técnica para constituir ese bloque a modo de barrera a la penetración que sus adversarios, por la vía de inmigrantes, de acuerdos complicados como los que le señalan a China en muchos países y sus gobiernos, lo que pondría a EUA en esa situación delicada o al menos muy incómoda.

Además de la reunión con AMLO para confirmar esta teoría en EUA, Bukele se reunió con gente de seguridad nacional, John Bolton, asesor nacional de Seguridad, y Raymond Kelly, del Consejo de Relaciones Exteriores, muestra clara del énfasis de este tema en la visita de Bukele. Se reunió también con congresistas, senadores y quien maneja Fomilenio 2, que el presente gobierno ha puesto en riesgo por deficiente desempeño en el combate a la corrupción.

El compromiso adquirido con EUA y México en un plan supranacional, de carácter geopolítico, no se puede tomar a la ligera, compromete al presidente electo seriamente a cumplir lo ofrecido, tanto en el aspecto atinente a la construcción del bloque geográfico que llamaremos "de contención", como en su forma de hacer gobierno que además de progreso y respeto al Estado de derecho, fue coronado con declaraciones de dar la espalda al sur, los moribundos regímenes de Nicaragua y Venezuela que el FMLN ha seguido defendiendo hasta la fecha. El petróleo se acabó y con él la fiesta, da la espalda al sur y abraza al norte.

Como dije en una entrevista, los hombres son prisioneros de sus propias palabras, para los escépticos, no le será fácil al presidente electo salirse de esta ruta que ha iniciado ahora para esperanza de muchos.

Tags:

  • Bukele
  • Heritage Foundation
  • López Obrador
  • inmigrantes
  • China

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines