Lo más visto

"Abrirse o cerrarse"

Los preparativos (concientizar y capacitar a la gente) son fundamentales para evitar rebrotes y nuevas cuarentenas.

Enlace copiado
Rafael Ernesto Góchez - Colaborador de LA PRENSA GRÁFICA

Rafael Ernesto Góchez - Colaborador de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Los salvadoreños vivimos un momento de mucha incertidumbre y alto riesgo. En primer lugar, nos enfrentamos a la pandemia del coronavirus y a la falta de preparación para iniciar un proceso ordenado de reapertura económica; en segundo lugar, debemos recuperarnos de los daños causados por las tormentas Amanda y Cristóbal; y en tercer lugar, debemos redoblar esfuerzos para salir adelante en un ambiente caracterizado por la confrontación y desconfianza.

La situación es apremiante. Dos condiciones lo confirman: (1) la principal tarea del Órgano Ejecutivo entre 2020-2024 es manejar acertadamente las crisis y poscrisis, y (2) el desequilibrio fiscal y la contracción económica sugieren negociar la reestructuración de la deuda pública externa.

En este contexto, el GOES está ante una histórica e inusual disyuntiva: "abrirse o cerrarse". Abrirse significa leer objetivamente la realidad nacional, promover la participación de diferentes sectores para superar las crisis y ampliar las oportunidades a nivel local. Cerrarse supone relegar la base técnico-científica en la toma de decisiones, restarle importancia al diálogo colaborativo y asumir que "papá gobierno" puede solucionar los problemas cotidianos de la población. Seguidamente se presentan pros y contras de cada alternativa.

PROS de abrirse. Las estimaciones del impacto inmediato de las crisis sanitaria, climática y económica son preocupantes: reducción de ingresos tributarios de mil millones de dólares, caída de remesas de $1,400 millones, pérdida de 250 mil empleos y aumento de un millón de pobres. Una ventaja de sincerarse es que conduce al dialogo y a gobernar con base en objetivos comunes.

CONTRAS de abrirse. Centralizar las decisiones operativas durante una catástrofe es una medida apropiada para actuar pronto y efectivamente. Entre los retos que enfrentan los gobernantes en las calamidades es informar sin causar pánico y usar la fuerza pública sin abusar. Una desventaja de delegar tareas a municipalidades y ONG es la pérdida de protagonismo del gobierno central.

PROS de cerrarse. La administración vertical durante las crisis fortalece el centralismo, ya que el poder es ejercido por pocas manos. Sin embargo, el freno migratorio y la caída de las remesas harán tambalear el modelo vigente. Es decir, el confinamiento prolongado y el cierre temporal de fronteras favorecen el centralismo desde un ángulo político, pero económicamente es adverso.

CONTRAS de cerrarse. La mayoría de compatriotas entiende la conveniencia de quedarse en casa, pero la iliquidez y el hambre se están expresando a través de banderas blancas y personas pidiendo por todas partes. El mayor perdedor del frenazo son las personas más vulnerables, al volverse cada día más dependientes de la ayuda gubernamental.

Conclusión: El Salvador necesita que todos los sectores sean parte de una gradual reapertura y protejan la salud de la población. Los preparativos (concientizar y capacitar a la gente) son fundamentales para evitar rebrotes y nuevas cuarentenas. El pueblo pudiera desesperarse y generarse desórdenes. Esta "luz amarilla" sugiere aplicar resueltamente un abordaje basado en la cooperación público-privada y la apertura interna (desarrollo local).

Reflexión: el mundo ya cambió, la economía digital avanza aceleradamente y "papá gobierno" no puede –por sí solo– sacar adelante el país. Todos los sectores deberían abrirse y unir esfuerzos hacia objetivos comunes. Conviene, entonces, sustituir la confrontación por la coordinación, la exclusión por la inclusión y la descalificación por la acción conjunta.

Tags:

  • abrirse
  • cerrarse
  • cuarentenas
  • pros
  • contras
  • economía

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines