Lo más visto

Más de Opinión

Ahora sí todos debemos pasar de las palabras a la acción

Tanto para la firma de los Acuerdos de Paz como hoy para un Acuerdo Fiscal ha sido necesaria la intervención de la comunidad internacional.
Enlace copiado
Enlace copiado
Para los Acuerdos de Paz firmados por la incapacidad de las partes de aniquilar militarmente al otro y por la presión internacional para ambos, fue necesaria la reunión en Moscú de altos funcionarios gubernamentales norteamericanos y rusos que definieron la región así como la advertencia de Estados Unidos al gobierno salvadoreño que cesaría la ayuda militar a partir de enero si no firmaban los Acuerdos de Paz. No sé qué sus aliados les dijeron al FMLN.

Acuerdos de Paz que no tocaron nada fundamental de las estructuras económicas que generaban las causas de injusticia y desigualdad que fueron las razones esgrimidas para levantarse en armas. Por el contrario, los Acuerdos de Paz fueron una victoria estratégica de la derecha que le permitió legitimar y consolidar el poder económico y político de los factores reales y concentradores del poder quienes se quedaron con el pastel. Para el FMLN fue una victoria pírrica quien no logró nada sustancial por lo que dijo que luchaba y se quedó con las migajas. Por ello, no comprendo cómo la derecha no celebra su victoria estratégica y el FMLN celebra su victoria pírrica. Cosas de la vida.

En este momento que nos encontramos en una situación altamente delicada, que llevó al presidente de la República a convocar a cadena nacional de radio y televisión para informar que decretaba el Estado de Emergencia Nacional y conformarían mesas técnicas bilaterales Gobierno-ARENA.

La comunidad internacional (aunque la acusen de intervencionista pero acuden a su convocatoria) ha presentado a los partidos políticos con diputados en la Asamblea Legislativa y a importantes representantes empresariales un diagnóstico del estado de las finanzas públicas, así como una serie de recomendaciones para lograr el crecimiento económico, ordenar el gasto público y los ingresos del Estado para lo cual les exige, a los políticos y sectores empresariales, consensuar un Acuerdo de Nación. Es decir, no solo los políticos deben pasar de la palabra a la acción sino también el sector empresarial.

El gobierno debe tener austeridad, transparencia, utilización eficiente de los recursos públicos, detener y combatir la corrupción, realizar una gestión por resultados que implique metas, objetivos, indicadores, combate a la corrupción, monitoreo y evaluación de sus acciones y políticas. Van a financiar a la Fiscalía General de la República para la creación de la estructura de combate a la corrupción que no quiere crear el gobierno. Lo cual es mejor que si se crea una Comisión Internacional, saliéndole al gobierno como se dice popularmente el tiro por la culata.

Igualmente el sector privado debe elevar los índices de competitividad, productividad, no propiciar la corrupción en el sector público, aceptar revisar la estructura fiscal para privilegiar los impuestos directos sobre los indirectos para que pague más el que tiene más y combatir la evasión fiscal para lo cual es necesario penalizarla, mejorar el salario de sus trabajadores. Ser verdaderamente empresarios y con responsabilidad social.

La ciudadanía, la sociedad civil debemos tener una participación más activa, ser responsables, exigir nuestros derechos pero cumplir con nuestras obligaciones.

Al igual que aquel momento de los Acuerdos de Paz, que fueron buenos y necesarios pero insuficientes, por culpa de todos. Nacionales y extranjeros. Hoy, que ya estamos en el abismo, si bien es cierto que somos los que somos: políticos, no políticos, empresarios y aunque no le podemos pedir peras al olmo, es el momento que debemos actuar con responsabilidad a pesar de que no estamos acostumbrados a ello. No tenemos alternativa. Ello nos va a implicar a corto plazo sacrificios a todos, pero al mismo tiempo todos nos beneficiaremos a largo plazo. Seamos realistas y hagamos lo imposible. De nosotros depende.

Lee también

Comentarios