Lo más visto

Más de Opinión

“Alacranes con valores” por El Salvador

Leí sobre “Los Alacranes con valores” en LPG, un programa que impulsaron los estudiantes, maestros y alumnos del INFRAMEN para contar con espacios de recreación y desarrollo personal en un ambiente seguro. Me encantó que el nombre nos remonta a la actitud guerrera de ese animal, pero moderado por valores morales que quieren adquirir los muchachos y muchachas para prevenir la violencia en su zona. Este programa me reafirmó en mi deseo de seguir luchando por un mejor El Salvador, nuestra patria querida, a la cual jamás se la deja herida o en peligro, sino que se la defiende contra cualquiera que quiera arrebatarle la joven democracia que ha costado tanta sangre del conflicto armado de 12 años, que culminó con los Acuerdos de Paz del año 1992.
Enlace copiado
Enlace copiado
Por eso, soñemos con erradicar la peor de las miserias, aquella en la cual el ciudadano siente y vive solo para sus intereses propios por encima de los intereses de la nación, obstaculizando con esa actitud egoísta el desarrollo sostenible y las oportunidades de progresar de los más pobres y de los jóvenes que buscan salir adelante. Es necesario medir la pobreza no solo por la renta per cápita o el salario mínimo, sino luchando contra la peor calamidad: la de no tener una educación para nuestros hijos en valores de excelencia para que aspiren a ser los arquitectos de su propio destino. No olvidemos que la máxima fuente de riqueza es una inteligencia creativa y una voluntad fuerte, capaz de realizar proyectos y organizar humanamente su entorno. La mayor riqueza es el espíritu humano.

Ahora que la patria se encuentra herida por tanta confrontación estéril en la familia, la empresa, entre las diferentes generaciones y en la sociedad, hagamos un pacto nacional por jamás dejar a El Salvador, sino defenderlo de quienes quieran sembrar cizaña o destruir los pocos puentes de entendimiento, ya que nunca jamás querríamos regresar a la época en que los hermanos salvadoreños se mataron por pensar diferente en política; nunca jamás querríamos tener situaciones de falta de libertad y espacios para expresarnos. ¡Qué fácil es sembrar discordia y maltratar con insultos en las redes sociales para crear divisiones! ¡Lo difícil es construir capital social para organizar redes de apoyo al progreso de los que trabajan y de solidaridad con los más débiles!

Para el logro del bien común no basta la libertad económica, se necesita la libertad social, en la cual toda persona tenga en sus manos la posibilidad de realizar sus metas e ideales. La verdadera libertad social te da recursos económicos, jurídicos, políticos, familiares, afectivos, culturales, etc. Permite la liberación de la ignorancia, la pobreza, la falta de propiedad privada y de trabajo. Desde este punto de vista, libertad significa educación, necesaria para conseguir los medios y tener la posibilidad de guiar la propia vida. La mayor inversión al desarrollo no está en dar comida, sino en enseñar a crear riqueza. Solo los pueblos con medios económicos y de autogobierno pueden vivir sus propios fines.

Inspirados por los “Alacranes con valores”, sigamos guerreando por construir puentes y unirnos a trabajar por un El Salvador sin violencia, en que todos tengan oportunidades de prosperar en un sistema de libertades que, aunque tenga defectos como forma de gobierno, hemos podido comprobar que funciona bien, como en Estados Unidos de América, Chile y ahora Argentina.
 

Lee también

Comentarios