Lo más visto

Más de Opinión

Alianza para la Prosperidad de los sectores Productivos (Parte I)

Enlace copiado
Tharsis Salomón López / Ministro de Economía

Tharsis Salomón López / Ministro de Economía

Enlace copiado

El Plan Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte (PAPTN) es una iniciativa de los Gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras que, con el apoyo de los Estados Unidos como socio estratégico, busca frenar el fenómeno migratorio y la crisis humanitaria ocasionada por el incremento del flujo de menores migrantes no acompañados hacia EE.UU.

Está enfocado en impulsar programas de desarrollo que mejoren la calidad de vida de los habitantes del Triángulo Norte, creando oportunidades económicas y de desarrollo que permitan reducir la migración y estimulen el crecimiento sostenido de las economías locales.

Los países del Triángulo Norte conformamos una región con gran potencial económico, riqueza cultural invaluable y abundante capital humano, en la que, invirtiendo adecuadamente en su desarrollo, es posible generar las transformaciones socio económicas que la conduzcan hacia un escenario de prosperidad incluyente y sostenible.

El PAPTN parte del reconocimiento de este potencial y promueve una modalidad de trabajo con representantes del sector público, privado y de la sociedad civil para impulsar estrategias y planes de acción en cuatro áreas específicas: a) Dinamización del sector productivo; b) Mejoramiento de la Seguridad Ciudadana y Acceso a la Justicia; c) Desarrollo del Capital Humano; y d) Fortalecimiento Institucional.

El área de Dinamización del Sector Productivo se establece que para estimular el crecimiento y crear puestos de trabajo de calidad, es importante mejorar el clima de negocios y las condiciones en las que opera el sector productivo. Para ello, propone la implementación de acciones coordinadas a nivel regional que fomenten un mercado ampliado, promocionen sectores estratégicos y reduzcan los costos y tiempos de logística.

Estas acciones se articulan alrededor de cuatro ejes:

  1. Promoción de sectores estratégicos y atracción de inversión, focalizando las políticas y acciones en las actividades de turismo, textiles, manufactura ligera, agroindustria, forestal y servicios de alto valor -que permitan la inserción exitosa de MIPYMES a cadenas de valor y generen empleos de calidad-.
  2. Fortalecimiento del proceso de integración regional, para lograr la consolidación de un mercado amplio y acceso a las cadenas globales de valor, asegurando la circulación de mercancías de manera confiable, rápida y a bajo costo
  3. Fomentar la integración eléctrica regional, para reducir los costos de la energía eléctrica, ampliar la capacidad de generación y diversificar la matriz energética dando mayor viabilidad a los proyectos productivos
  4. Mejorar y expandir la infraestructura y los corredores logísticos; para reducir los costos del comercio internacional de nuestra producción, consolidar la integración de los mercados regionales y garantizar un mayor acceso del sector productivo a los mercados de exportación

 

El compromiso de El Salvador se da al más alto nivel político. Muestra de ello es que ha destinado recursos propios para la implementación de los programas. En se asignó $869 millones del presupuesto nacional, y en 2017 $800 millones; siendo el eje del Sector Productivo el que ocupa la proporción más grande de los montos, con una asignación superior al 60% del total.

Por su parte Estados Unidos, como socio estratégico en el desarrollo de esta iniciativa, incrementó su cooperación hacia Centroamérica con énfasis en el PAPTN. En su presupuesto del año fiscal 2016 destinó $750 millones y para 2017, $655 millones.

Los tres países del Triángulo Norte han mostrado avances en la implementación del Plan. El Salvador, por ejemplo, ha avanzado en mantener la estabilidad macroeconómica y financiera, aumentar la recaudación tributaria, fortalecimiento del gasto e inversión social, generación de incentivos y estabilidad jurídica para las inversiones, todo ello a través del diálogo permanente con el sector privado.

De los logros y perspectivas de la Alianza para la Prosperidad hablaremos en la siguiente entrega.

Unámonos para Crecer.

Lee también

Comentarios