Lo más visto

Más de Opinión

Alucinación sobre dos ruedas

Enlace copiado
Carlos Alfaro Rivas

Carlos Alfaro Rivas

Enlace copiado

Por caer en Viernes Santo, el día mundial de la bicicleta casi pasó desapercibido; esto no puede ser, razón por la cual este martes le rindo tributo a esas dos ruedas de maravilla, ecología y economía. Echémosle 5 al piano pues:

El 19 de abril de 1985, un profesor de la Universidad de Illinois decide rendirle tributo a Albert Hoffman, químico suizo inventor del LSD. Fue tal la alucinación sobre su bici, marca Giant, que declara tal experiencia Día Mundial de la Bicicleta.

Año con año, desde hace 34, el tributo a la alucinación sobre dos ruedas ha ido en crescendo, promoviendo el uso de la bicicleta, los derechos del ciclista y los beneficios para la salud, cuando nos movilizarnos con ímpetu y respeto por el medio ambiente.

En El Salvador no contamos con los niveles de ciclistas de ciudades como Copenhague, Ámsterdam, Sevilla, Bogotá y Lima, pero somos miles los espíritus libres cuscatlecos, que alucinamos en bici de ruta, panadero, triatlón, spinning, downhill y montaña.

"Lleva, llévame en tu bicicleta, oye Carlos, llévame en tu bicicleta", suplica la lorita Pepita, imitando el vocerón de la Shakira. (A ella sí, a vos no, lorita, callate y seguí masticando).

La federación de ciclismo, los clubes como Ciclistas Urbanos y las tiendas de bicicleta promueven su uso y predican sus beneficios para la salud, pero falta que los ciclistas alcemos la voz para hacer valer nuestros derechos.

Tenemos derecho a calles sin tanto cráter; a que el jefe nos compense si llegamos a trabajar en bicicleta; a ciclovías; a que habiliten parqueos de bicicleta (bien vigilados), en lugares públicos; y sobre todo, a que no nos planchen en la carretera. Se lo suplico al cañero, que simasito me roba la vida, el pasado viernes santo, día de la bicicleta. Pero como la mala hierba nunca muere...

Hablando de compensación, para conmemorar el día de la bicicleta 2019, la mayoría de diputados peruanos legislaron un día de vacación adicional por cada 60 días que el servidor público llegue a trabajar en bicicleta. La empresa privada seguro se unirá a tal brillante propuesta gane-gane-gane-gane, pues muchas ya han flexibilizado el horario para los ciclistas, y habilitado duchas. Gana el jefe pues el ciclista es más productivo. Gana el ciclista pues se mantiene de toque. Gana el medio ambiente al reducir las bocanadas de CO2, y gana menos trabazones la ciudad.

(Paréntesis. Se aceptan apuestas. ¿Será que Funes se da un tiro, antes de enfrentarse a la justicia por corrupción, tal como lo acaba de hacer Alan García en Lima? "100 bolas a que sí", se oye desde el patio).

Sigamos en bici: ¿Qué habrá pasado con la ciclovía de Gerson, 35 km entre la Jerusalén y el Puerto? Les recuerdo que en el día de la bicicleta 2016, el MOP firmó con el CESTA (grupo de ambientalistas) un acuerdo para que la ampliación entre Zaragoza y el puerto incluyera un carril independiente para bicicletas. Al igual que tanta promesa del FMLN, brilla por su ausencia. Gracias a Dios, se van, se van se van se van...

¿Quién tuviese dos ruedas para el vuelo? Dos ruedas de maravilla, ecología, economía, salud, alucinación y libertad. Century, libro sobre el centenario del ciclismo (1890-1990), concluye que la bicicleta es el gran "nivelador", pues pone al pobre en el mismo plano del rico, permitiéndole cantar la canción de "la carretera abierta", tan libre como el millonario.

Tan libre como Thomas, un alemán que va completando semejante pedaleada de 6 meses entre Nueva York y Lima (5,837 km). El 20 de enero, en su paso por El Salvador, tuvimos la suerte de darle posada por una noche, toparlo de carbohidratos, y escuchar sus anécdotas sobre la carretera abierta. ¡Ganas me dieron de tirarme al vacío con él!

¿Aún no tiene sus dos ruedas para el vuelo? No es necesario que se tire al vacío como Thomas o Mauricio Castaneda, campeón nacional de downhill. Si es necesario que evite enfermedades, sienta la verdadera felicidad entre sus piernas, y se una a la cruzada por hacer valer nuestros derechos.

Bueno, como estoy contento pues ahora rodé, cierro este tributo a la bicicleta imitando el vocerón de Freddie Mercury: I want to ride my bicycle / I want to ride my bike / I want to ride my bicycle / I want to ride it where I liiiiike...

Tags:

  • bicicleta
  • beneficios
  • medio ambiente
  • ciclovía

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines