Lo más visto

Más de Opinión

Anclas y proverbios

Enlace copiado
Anclas y proverbios

Anclas y proverbios

Anclas y proverbios

Anclas y proverbios

Enlace copiado
La mesa “técnica” fiscal que se conformó el mes pasado podría representar una esperanza para salir de la crisis en la que se encuentra sumergido el país si no fuera por la naturaleza y la conformación de esa mesa que no es “técnica”, sino política. La desconfianza que tiene gran parte de la población en los partidos políticos tiene como resultado dudas respecto a la posibilidad que esa mesa conlleve a beneficios para la mayoría. El Salvador es la suma de medidas electoreras coyunturales que no tomaron en cuenta las necesidades de la ciudadanía. El país ha sido y sigue siendo una economía con una mayoría olvidada, donde no existen realmente políticas de Estado enfocadas en el bien común. Así como lo dijo Alexander Pope: “Un partido es la locura de muchos en beneficio de unos pocos”.

Podemos imaginar que, en la mesa “técnica” fiscal, después de la agobiante disputa entre facciones con sus tradicionales animosidades, descalificaciones, confrontaciones, desconfianza, se llegue a acuerdos mínimos. Se acordaran mínimos cuando el país necesita rectificar y cambiar su rumbo. Así como lo dijo Henry F. Amiel: “No niego los derechos de la democracia; pero no me hago ilusiones respecto al uso que se hará de esos derechos mientras escasee la sabiduría y abunde el orgullo”.

Y lo que presenciamos, con la recomendación por parte del FMI de lograr acuerdos, es otra riña entre el FMLN y ARENA. Ningún partido estando dispuesto a ceder y a dar la razón. Observamos un ambiente donde prevalece una lucha intensa de cada partido para imponer su ideología y proteger sus intereses propios. Así como lo dijo Konrad Adenauer: “En política, lo importante no es tener razón, sino que se la den a uno”.

En esa mesa “técnica”, se escuchan legítimas voces indignadas en cuanto al manejo de los recursos del Estado, pero esas voces se convierten en susurros cuando se aprueba el presupuesto “ostentoso” de la Asamblea Legislativa. Es de darse cuenta de que la mayoría de los recursos públicos financian numerosas e ineficaces instituciones llenas de funcionarios que han sudado la camiseta por los partidos o que son sus fieles allegados (siendo el PARLACEN y José Luis Merino con su recién estrenado viceministerio solo ejemplos entre muchos). “Las palabras son enanas, los ejemplos gigantes (proverbio suizo)”.

Ante las recientes actuaciones de los partidos que han gobernado el país los últimos 27 años, percibimos el desaliento cada vez más fuerte de la ciudadanía y la convicción que esos partidos han sido y son anclas que no permiten el desarrollo inclusivo del país. Dejar exclusivamente a esos partidos políticos aportar soluciones para salir de la crisis fiscal/social/ económica que enfrenta el país es conformarse con lo que estamos acostumbrados: remedios cortoplacistas en vez de políticas publicas transformadoras para el país. Creer que el FMLN y ARENA son capaces de negociar acuerdos de nación cuando nunca han podido hacerlo es ilusorio. Así como dijo Bertrand Russel: “Los científicos se esfuerzan por hacer posible lo imposible. Los políticos, por hacer lo posible imposible”.

Que sean expertos técnicos íntegros, independientes y progresistas los que propongan soluciones a corto, mediano y largo plazo para convertir el país en el país que queremos. Que sean ellos los constructores de las indispensables políticas de Estado que nos permitirán liberarnos de las anclas y finalmente avanzar como nación.

Tags:

  • mesa tecnica
  • arena
  • fmln
  • desconfianza
  • fmi
  • acuerdos

Lee también

Comentarios