Lo más visto

Más de Opinión

Ánimos, tristeza y motivación

¿Qué hacen cuando se sienten tristes? ¿En qué se diferencia la falta de motivación del aburrimiento? ¿Qué pasa cuando no sentimos el impulso de seguir adelante con lo que hacemos? ¿Qué podemos hacer cuando queremos tirar la toalla?

Enlace copiado
Herman Duarte

Herman Duarte

Enlace copiado

No soy doctor, ni psicólogo, pero sí soy humano que pasa por cosas como estas. Sospecho que no soy el único, y que, así como me ha ocurrido, hay otras personas que se le cruzan estos pensamientos y sienten estos pesares. Lo primero que puedo decir es que no tiene nada malo sentir lo que sienten, a diferencia de los habitantes de la distopía de "Un Mundo Feliz" (Huxley, 1931), es de humanos estar de brazos caídos.

Pero también es de humanos buscar ayuda con alguna persona que le pueda cambiar el "mindset", como un life coach (Andrea Bazant por ejemplo); o alguien que le ayude en reactivar su flujo energético (como don Eduardo y Sofía en Costa Rica); o atender a psicoterapia (Dr. Francisco Araniva es una excelente opción).

El cuerpo grita lo que uno calla. Las enfermedades se manifiestan por tratarse de emociones que ignoramos, que dejamos a un lado y que se van sumando a nuestro bagaje de la vida, al punto que uno vive con ellas sin realmente darse cuenta al respecto lo que está viviendo. La biodecodificación emocional es una de esas herramientas que todo mundo puede aprender y que todo mundo puede utilizar.

Requiere nada más apagar la mente (que es mentirosa y llena de excusas) y escuchar el cuerpo, entender todas las sensaciones porque ahí donde está el dolor, el sentimiento de aflicción, ese flechazo que todos hemos sentido, esa suerte de susto, esa parte donde se siente es precisamente el punto donde se debe trabajar.

En palabras de una de las mejores expertas en esta técnica, Marisol Fernández, de Costa Rica (pueden buscarla en Google, como yo tuve la fortuna de hacer): "La Decodificación Biológica Original es un método que permite identificar las posibles causas del conflicto físico (como por ejemplo síntomas y enfermedades) o emocional (comportamental o existencial).

¿Por qué hay sanación? Hay sanación porque el cuerpo se sana solo una vez corregido el conflicto biológico o shock. Según Hipócrates, el fundador de la medicina 400 años antes de Cristo, el cuerpo contiene de forma natural el poder intrínseco de sanarse (‘physis’) y cuidarse. Usted puede constatar que eso es cierto, cada vez que de niño por ejemplo, se cayó, se rompió, sangró y aun sin tratamiento el cuerpo expulsó lo que tenía que expulsar, se limpió antes de iniciar el proceso de cerrar o cicatrizar las heridas y listo.

Tal y como sucedió por fuera también sucede con los órganos y tejidos internos. La biología se altera únicamente para responder a una situación de estrés o shock biológico y al resolverlo, la biología retoma su curso natural".

No tiene nada de malo pedir ayuda. Lo malo es no hacer nada al respecto y dejar que las hogueras se transformen en incendios. Y si está pasando un mal momento, le regalo un parafraseo de las palabras que mi hermano me repite que decía mi abuelo Rolando: "No importa qué tan malo sea un día, mañana vuelve a salir el sol".

Ánimos, todo va a estar bien. Si necesita alguien que le escuche, mándeme un email.

Tags:

  • ayuda
  • enfermedades
  • biodecodificación emocional

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines