Lo más visto

Más de Opinión

Ansiedad y depresión en adolescentes

Ansiedad y depresión son problemas de salud mental comunes en adolescentes; pero, lamentablemente, con frecuencia ignorados. Todos los salvadoreños –sin distinción alguna– tenemos la responsabilidad de buscar soluciones a estos rápidamente crecientes problemas.
Enlace copiado
Ansiedad y depresión en adolescentes

Ansiedad y depresión en adolescentes

Ansiedad y depresión en adolescentes

Ansiedad y depresión en adolescentes

Enlace copiado
Ansiedad es un problema de salud mental común en adolescentes. Casi 1 de cada 3 hembras y 1 de cada 5 varones entre la edad de 13 y 18 años tienen problemas de ansiedad. Probablemente estas cifras sean mayores dada la rampante pobreza e inseguridad nacional que continuamos viviendo. Nada es tan desconcertante que escuchar adolescentes decir “salimos de la casa; pero, solo Dios sabe, si regresaremos con vida”. La inherente ansiedad en la expresión no necesita enfatizarse más.

Esta es una generación de adolescentes salvadoreños de la posguerra civil, la cual profundizó la pobreza y desencadenó enorme migración que aún continúa perpetuando la ruptura del núcleo familiar, favoreciendo así, ese ciclo pobreza-migración-violencia. Esta es una generación de adolescentes que nunca ha conocido tan siquiera un breve periodo libre de actos de violencia. Una generación más frágil, menos resiliente y más fácilmente apabullada que la de sus padres quienes crecieron durante la represión de la tiranía militar.

La mente del adolescente siempre ha buscado estímulos y sus reacciones emocionales son por naturaleza urgentes y muchas veces debilitantes. Indudablemente, el factor más influyente, en ese periodo crítico de desarrollo mental, emocional y social, es el ambiente en el cual el adolescente navega.

No es fácil ser un adolescente en esta época: realizando tareas académicas, manteniendo relaciones interpersonales, lidiando con social-media, decidiendo qué profesión obtener, incertidumbre sobre recursos financieros para lograrlo, sexismo, violencia etcétera. Estas presiones están listas para hacer explotar a cualquiera.

Depresión es otra condición que afecta una de cada seis personas en algún momento de sus vidas, está frecuentemente asociada con ansiedad. Todavía es confundida con la tristeza ordinaria. La evidencia biológica de la depresión se puede ver en estudios que demuestran actividad cerebral anormal. Depresión puede presentarse por primera vez en la adolescencia y es dos veces más común en hembras que en varones. Situaciones personales difíciles pueden desencadenar depresión, o esta puede desarrollarse sin factor precipitante alguno.

Aunque muchos adolescentes pueden estar malhumorados o argumentar constantemente; tristeza o irritabilidad prolongada no es normal. Cuando la tristeza dura más de dos semanas, puede ser un signo de depresión. Otras manifestaciones incluyen irritabilidad persistente, no disfrutar de actividades favoritas, o caída repentina en rendimiento escolar.

Nuestra cultura admira la fuerza de voluntad y la fortaleza mental y se apresura a considerar a cualquiera que se pone lento como “débil”; pero, las personas que tienen depresión no son lentas.

Síntomas de ansiedad y depresión tienden a ser estables y persistentes y están asociados con marcado deterioro funcional, incluyendo disminución en la capacidad de experimentar placer o felicidad. También puede sentirse desesperanzados o inútiles, tener síntomas de persecución y alucinaciones, lentitud mental y motora e ideación suicida.

Depresión puede desarrollarse poco a poco, lo cual hace más difícil identificarla que a una enfermedad repentina. Un mal día se convierte en algo regular y luego, empieza a faltar al colegio o eventos sociales. Esta enfermedad socava silenciosamente estudiantes, profesionales y relaciones interpersonales. La depresión puede convertirse en una condición incapacitante severa.

En próximo artículo discutiré las sugerencias de los expertos para padres, profesores y la sociedad en general, para ayudar a adolescentes con ansiedad y depresión.

Tags:

  • adolescentes
  • depresion
  • violencia
  • salud mental
  • pobreza

Lee también

Comentarios