Lo más visto

Antena parabólicaA casi 25 años...

Dentro de un poco más de cuatro meses se estará llegando al cuarto de siglo desde la mañana de aquel día en que se selló el fin de nuestra dilatada guerra interna en una ceremonia espléndida en el Castillo de Chapultepec de la ciudad de México.
Enlace copiado
Enlace copiado
En estos 25 años muchas cosas han evolucionado en nuestro país, aunque buena cantidad de ellas pasen inadvertidas entre el barullo de lo que todavía falta por hacer. Aquel 16 de enero de 1992 se firmó el Acuerdo de Paz, que dejaba atrás la lucha armada en el terreno. Pero, como es natural siempre, firmar un documento, por trascendental que sea, no sustituye al trabajo que se debe hacer a partir de dicha firma. En otras palabras, el Acuerdo de Paz lo que hizo fue inaugurar de la manera más solemne la posibilidad de construir la paz como nunca antes en nuestro desenvolvimiento histórico. Construir la paz. Esa era entonces la tarea y sigue siéndolo ahora porque hay múltiples tareas rezagadas o incompletas, que son las que tendrían que ser enfocadas y analizadas de inmediato. Hay mucha gente que dice: “¿De qué paz se nos habla al conmemorar la que se declaró entonces, cuando hoy la violencia es tan avasalladora?” Pues de la paz que todos tenemos la obligación y la responsabilidad de hacer presente y vigente en nuestra vida cotidiana. Ni más ni menos.

Lee también

Comentarios