Apología El Salvador…

Dios te salve patria sagrada en tu seno hemos nacido y amado, perdona el aire de muerte que respiramos…
Enlace copiado
Apología  El Salvador…

Apología El Salvador…

Apología  El Salvador…

Apología El Salvador…

Enlace copiado


Duele verte El Salvador víctima de crímenes y atracos, desconsuela saber que la guerra nunca terminó que aún sigues llorando víctimas; tu suplicio tan marcado.

Tu congoja que jamás ha terminado, perdona el daño que tus hijos han causado.

Patria te has convertido en una víctima más de violencia y corrupción, como clamas por justicia y redención.

Tu soberanía fue la lucha de la tiranía que te esclavizo, cansada de la demagogia, tan pulcra y soñadora esperas a un caudillo que te lleve a tu liberación.

Castigada y agraviada, tu paciencia nunca acaba; sigue firme tu esperanza que aun tu lucha no se acaba.

Eres estoica e imponente; tan pequeña y tan valiente.

El vigor en tu deceso ha mantenido en tu recuerdo que a pesar de los momentos sigues de frente contra el viento.

La indiferencia te castiga, llena de muerte noche y día, lapidada por tu historia han manchado tu memoria.

Patria, tu historia, reseña muerte y desconsuelo.

¿Dónde están los que te aman?, ¿Dónde están tus hijos que juraron respeto y lealtad?

Suenan solemnes las notas de tu himno y animosas las voces al cantar, pero fuera de entonar un cántico de lealtad ves lejos el cumplimiento de hijos suyos podernos llamar.

Es tu fe inquebrantable que se afana en seguir conquistando tu soñado destino, siempre noble soñó El Salvador.

Sueños que han perpetuado en tu memoria, que has mantenido intactos a pesar de la historia.

Tú tienes nuestros hogares queridos, fértiles campiñas, ríos majestuosos, soberbios volcanes, apacibles lagos, cielos de púrpura y de oro.

Patria, estás absuelta y son tus hijos quienes han convertido en lóbrega tu historia, olvidaron la grandezas de tus glorias.

¡Bandera de la patria, símbolo sagrado de El Salvador, perdona tus generaciones!

A través de la historia nuestra patria ha sido violentada, se ha visto vulnerada por una sociedad que no ha sido capaz de comprender que los autores de su historia somos nosotros, El Salvador ha sufrido el infortunio de vivir la indiferencia de su pueblo.

Contrista ver sus hijos divididos en luchas que no fomentan el progreso, la desdicha de perder una generación inmersa en una guerra civil que aún continúa con diferentes actores.

Los que han jurado servirte con integridad y lealtad han sido los que se han encargado de desfalcarte y ostentan su servicio con opulencia.

¿Habrá algunos que aún te aman?, ¿Hay dispuestos a honrarte?

Existe una razón que nos identifica, que nos une y representa, El Salvador demanda dignos representantes de ella.

Patria cuánto se te adeuda, cuantos te pagan con su indolencia, me has ensenado a sonreír eternamente a pesar de la tormenta.

Es momento de unirnos de hacer a un lado diferencias ideológicas, políticas, sociales porque El Salvador somos todos.

Es tiempo de no solo soñar en un mejor El Salvador es tiempo de construirlo es responsabilidad de todos, una lucha que nos integra por llevar a la patria a su grandioso destino por coronar un mejor porvenir, porque El Salvador lo merece, porque aún vale la pena luchar por él.

Ninguno ama a su patria porque es grande, sino porque es suya.

Lee también

Comentarios

Newsletter