Árboles que matan

Los salvadoreños tenemos ahora una nueva y mortal amenaza: los árboles que caen sobre viviendas y vehículos.
Enlace copiado
Enlace copiado
<p>En septiembre de 2010 murieron tres escolares en el km 30.5 hacia Santa Ana (recuerdo sus nombres: Andrea y Jackelin de 5.º grado y Carlos de 7.º). El enorme y centenario conacaste cayó sobre la vía, aplastó el busito escolar en el que viajaban y resultó además una docena de lesionados. Recuerdo la tragedia porque llegué al sitio minutos después de ocurrida. Al analizar las causas de ese y otros hechos similares concluyo: como los árboles están plantados entre la vía y las líneas conductoras de alto voltaje, las empresas eléctricas cortan las ramas que pueden contactar tales líneas lo que dispara fusibles o genera otros problemas; lógicamente el peso del árbol se desbalancea y debido a su tropismo natural buscando el carbono de los gases de combustión de los vehículos se va inclinando hacia la vía de manera lenta pero inexorable. El suelo saturado por la lluvia facilita la caída del árbol y genera la tragedia, que puede sufrir cualquier persona. Como no he encontrado a quien reclamar puntualmente por este grave riesgo, cumplo con mi deber de presentar la denuncia pública y espero que algún funcionario responsable la conozca y haga lo pertinente para evitar esas muertes anunciadas, que ya suman una veintena en los últimos dos años. Recuérdelo: ¡Puede haber un árbol en su futuro!</p><p>[email protected]</p><p>&nbsp;</p>

Tags:

  • opinion
  • editorial

Lee también

Comentarios

Newsletter