Lo más visto

Más de Opinión

Arranca cápsula Crew Dragon al espacio

Fortalecer la familia humana es crucial para el futuro sostenible de la Tierra y de cualquier planeta o galaxia.

Enlace copiado
Kalena de Velado - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Kalena de Velado - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Fue un momento indescriptible mirar el exitoso lanzamiento que se produjo ayer sábado a las 15:22, hora local de Florida, sabiéndome además tan cerca de la NASA. Me imagino que así de orgullosa se sintió la humanidad cuando vio en televisión hace 50 años el aterrizaje en la La Luna por primera vez...

Es impresionante que pronto seremos testigos de los viajes con pasajeros en taxis intergalácticos de la empresa de Elon Musk, SpaceX, que junto a la NASA organizaron Demo-2, para que por primera vez una organización privada montara la operación de llevar dos astronautas a la Estación Espacial Internacional (EEI), que permitirá reusar los componentes de la nave enviada para otros viajes planetarios en el futuro, para fundar países democráticos en otras partes del Universo en que pueda vivir un ser humano.

Me gustaría aportar algunas ideas sencillas y básicas que pueden inspirar a esas nuevas ciudades, que deberían aplicarse en nuestro El Salvador, inspirándome en la primera sociedad democrática de la Grecia antigua, que luego fue enriquecida por los principios de la Cultura Occidental, la cual tiene sus raíces provenientes no solo de la tradición jurídica de la República y el Imperio Romano, sino también en la gran herencia antropológica del pensamiento Humanista Cristiano. La propuesta principal es considerar a la persona humana como el centro de la gestión pública, y la segunda preposición es considerar a la institución familiar como el ámbito ecológico idóneo para propiciar el desarrollo y educación integral de la próxima generación de ciudadanos y trabajadores de cualquier estación o planeta. El Estado, la escuela, la economía y la ciudadanía podemos volver a tomar conciencia de la trascendencia que la familia tiene para la sociedad: solo ella es capaz de cumplir con funciones sociales estratégicas, tales como la procreación de las próximas generaciones; la crianza, educación y socialización de las próximas generaciones; la de ser un ámbito idóneo para propiciar el amor incondicional familiar, particularmente del materno y paterno; ser contención en una primera instancia de las generaciones más necesitadas, tanto en la primera infancia como en la tercera (ancianidad), brindando la posibilidad de desplegar todo su potencial. El rol de la familia solo puede desarrollarlo la familia misma.

La cuarentena en nuestros hogares por muchos meses ha puesto al descubierto luces y sombras de la realidad de la célula familiar, cuyas consecuencias se están experimentando y pueden ocasionar mejoras o debilitamiento de nuestra patria. Especialistas de todas las ciencias definen que la causa más profunda de los fenómenos "disruptores" de la paz social a nivel internacional (como el aumento de la delincuencia y violencia juvenil, adicciones, suicidios, deserción escolar) tienen como causa más profunda la percepción de la falta de amor incondicional o "desamor", debido al deterioro de la familia. Así mismo, la aspiración de la población global es cuidar el medio ambiente para asegurar la sostenibilidad del planeta, de tal forma que hay 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Una manera de cumplirlos es comenzando por reconsiderar nuestro propio hogar como el hábitat ecológico espiritual y material idóneo para cuidar la vida humana, volviéndolo el lugar más seguro, donde las personas seamos valoradas sin máscaras y desnudamente por lo que somos.

Pienso que el gran desafío después de que pase el covid-19 será preservar la ecología humana, es decir, establecer la cultura del cuidado y protección del núcleo familiar. Expertos en política pública de familia señalan que es necesario instaurar una política de Estado de la familia que trascienda los gobiernos de turno, dándole prioridad en la agenda política… El Estado debería propiciar acciones que faciliten a los ciudadanos a constituir familias, a conservarlas, desarrollarlas y restaurarlas. Por ejemplo, mediante la promoción de bienes, como políticas de viviendas, laborales, créditos a sus negocios; así mismo, remover obstáculos de tipo impositivo fiscal y apoyarles con políticas legales empresariales como facilitar el teletrabajo... etcétera. Fortalecer la familia humana es crucial para el futuro sostenible de la Tierra y de cualquier planeta o galaxia.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines