Astillas

Enlace copiado
Enlace copiado
Después de un aprendizaje suficientemente disciplinado es posible animarse a practicar el surf anímico en las playas más propicias de la conciencia.

Lo que más me gusta de los montes resecos de Nuevo México es que tienen la humedad subterránea a flor de piel.

Cambian los escenarios al ritmo de la evolución. Ejemplo típico de ello: lo que antes se hacía en las arboledas hoy se hace en los moteles.

Lee también

Comentarios

Newsletter