Astillas

Astillas
Enlace copiado
Enlace copiado
La primera víctima de chantaje fue Adán: “Si no muerdes la manzana nunca tendrás sobremesa en compañía”.

Es una peligrosa ingenuidad creer que la muerte no necesita entrenamiento.

Los nostálgicos empedernidos son los que más desacreditan la teoría del eterno retorno.
 

Lee también

Comentarios

Newsletter