Astillas de Cortés Blanco

Astillas de Cortés Blanco
Enlace copiado
Enlace copiado
No perdamos de vista esa cumbre distante a la que sólo tendremos acceso al desplegar las alas y alzar vuelo.

Hay un cuervo fiel, que viene todas las mañanas a observarme desde la rama más próxima a mi ventana abierta. Lo que aún no sé, y quizás nunca llegue a saber, es cuál de mis antepasados le dio el encargo.

Dentro de su rutina matinal depuradora estaba nadar un rato en la piscina de los recuerdos licuados.

Lee también

Comentarios

Newsletter