Astillas de Cortés Blanco

Nadie nace aprendido, salvo en el oficio de soñar.
Enlace copiado
Enlace copiado
La prueba definitiva del infinito amor de Dios sería que del Juicio Final todos saliéramos absueltos.
La pasión visual es la última que se pierde.

Lee también

Comentarios

Newsletter