Astillas de Cortés Blanco

Astillas de Cortés Blanco
Enlace copiado
Enlace copiado
Hay que tener siempre un caracol a la mano para recordar el sonido del mar cuando quiere imponerse el silencio interior.

Toda esperanza que aspire a desplazarse al aire libre necesita contar con el apoyo respirable de la fe ambulatoria.

Los finales felices nunca tienen fragancia anunciada.

Lee también

Comentarios

Newsletter