Astillas de Cortés Blanco

Enlace copiado
Enlace copiado
Que no se nos olvide: todas las coronas humanas acaban siendo coronas de espinas.
Cada ser humano tiene una marca de fábrica. Descubrirla a tiempo permite tener a la mano el balance entre lo posible y lo imposible.
No todas las ventanas miran hacia el horizonte, pero todos los horizontes andan en busca de su propia ventana.

Lee también

Comentarios

Newsletter