Lo más visto

Más de Opinión

Autorrealización en vivo

Los seres humanos, por encima de cualquier diferencia de origen o de condición, tenemos un patrón existencial básico que admite infinidad de variaciones en la realidad pero que nunca pierde su diseño original.
Enlace copiado
Autorrealización en vivo

Autorrealización en vivo

Autorrealización en vivo

Autorrealización en vivo

Autorrealización en vivo

Autorrealización en vivo

Enlace copiado
Y sobre esa base se pueden identificar capacidades y posibilidades que pueden ser activadas por cada quien, según sea factible en cada caso personalizado. Por ello, cuando se habla de oportunidades hay que reconocer de entrada que ese concepto tan fundamental no se debe quedar en ningún sentido en el mero plano de las opciones externas.

Para crear oportunidades de veras hay que proveer a cada individuo de un llavero que le permita ir abriendo las espacios de su propio ser, donde se hallan reunidos los insumos vitales propios, muchos de ellos mentales y espirituales. Ahí están, para el caso, el vivero de los sueños, la canasta de las voluntades, el arriate de los anhelos, la enredadera de las preguntas íntimas, el balcón de las inquietudes voladoras...

Y es que, como hemos manifestado tantas veces por convicción arraigada, la clave del progreso real está en la autorrealización. Por eso es que el asistencialismo –que puede ser útil para paliar apremios de supervivencia– no pasa de ahí.

Lo que en verdad importa es habilitar, para su puesta en acción efectiva, las energías creadoras de los seres humanos sin distingos artificiosos; sólo a partir de ese empeño bien programado, bien planificado y bien realizado se activan las maquinarias del progreso en el pleno sentido de este término tan manoseado y tan adulterado reiteradamente. De lo que se trata, pues, es de potenciar destinos en la línea de la humanización integral.
 

Lee también

Comentarios