Lo más visto

Más de Opinión

Azul y blanco

Cuando se pongan en cámara demuestren que conocen el artículo 19. Cuando se iza la bandera y cuando se ejecuta el himno nacional, “la posición es en firme, con la palma de la mano derecha apoyada sobre el pecho y a la altura del corazón”.
Enlace copiado
Azul y blanco

Azul y blanco

Azul y blanco

Azul y blanco

Enlace copiado
En tres días se inicia el noveno mes del año, septiembre, mes que se dedica a conmemorar acontecimientos históricos, de hace casi 200 años, recordar a personas destacadas y también demostrar el conocimiento y el respeto a la ley vigente.

¿Ley de Símbolos Patrios? Vale recordarla porque muchos funcionarios públicos, de cualquiera de los Órganos del Estado, tienen la obligación de conocerla y de respetarla para cumplir con el artículo 235 de la Constitución de la República: todo funcionario civil o militar protestará bajo su palabra de honor, ser fiel a la República, cumplir y hacer cumplir la Constitución atendiéndose a su texto... y al exacto cumplimiento de los deberes que el cargo le imponga”. Y el artículo 24 de la Ley de Símbolos Patrios establece que “incurrirán en falta grave, con las consecuencias legales, incluso la destitución según el caso, los funcionarios, jefes o empleados de oficinas y dependencias del Gobierno Central, de instituciones oficiales autónomas o semi autónomas, municipales, así como aquellos de nombramiento oficial que trabajen en instituciones que reciben ayuda del Estado, que no cumplan con las disposiciones contenidas o que irrespeten de cualquier manera los Símbolos Patrios”. ¡En Francia tienen una ley similar y una ministra fue destituida por irrespetarla!

Muchos ciudadanos reconocemos que nos falta enorme esfuerzo para recuperar el orgullo y la identidad nacionales y que urge promover y recuperar la cultura cívica y el sentido de pertenencia. El país y la nación son para siempre, no son desechables diría el papa Francisco. Y la tarea es de todos, en cada uno de los campos en los que nos desenvolvemos. Ya vienen las cámaras de septiembre y los funcionarios las deben aprovechar para dar declaraciones y lucirse demostrando, especialmente ante los niños y los jóvenes, que conocen y respetan la ley que existe desde 1972. Si algún diputado la cuestiona, que proponga modificaciones de contenido y que promueva su aprobación, pero mientras esté vigente, debe exigirse que se cumpla, no más.

Cuando se pongan en cámara demuestren que conocen el artículo 19. Cuando se iza la bandera y cuando se ejecuta el himno nacional, “la posición es en firme, con la palma de la mano derecha apoyada sobre el pecho y a la altura del corazón”. La mano no es en puño, esto puede usarse para otro himno pero... con el himno nacional la exigencia legal es otra. Con la mano en el pecho, no se vale estar hablando con el vecino para “aprovechar el tiempo” mientras otros entonan el himno nacional. No se olviden. Y como es la tendencia, los diputados de aquel entonces regularon hasta el más mínimo detalle. El artículo 11 establece que “la bandera de desfiles debe medir un metro cuarenta y cinco centímetros de largo por noventa centímetros de ancho y que debe ser sostenida por un asta cilíndrica de dos metros cincuenta centímetros de largo por cuatro centímetros de diámetro”. Y dice que en “la franja blanca de la bandera para desfiles, llevará en letras doradas la inscripción: DIOS UNIÓN LIBERTAD”. El escudo se utiliza para otras ocasiones. Asumamos la responsabilidad con compromiso de actuación ejemplar.

¿Actuación ejemplar? Hay otros ciudadanos que también se inspiran en el azul intenso del cielo salvadoreño. Ese azul intenso y particular que brilla sobre todos nosotros. El tono del color azul es especial e inspirador. Y con este reconocimiento a la naturaleza, destaco la reciente inauguración del Banco Azul... el primer banco nuevo de capital nacional que surge después de 38 años, periodo en el que el sistema bancario se nacionalizó, se saneó, se privatizó y se internacionalizó. Desde hace años los bancos nacionales se redujeron a 4, los públicos, porque las marcas internacionales fueron las bienvenidas a un buen negocio, negocio que tiene exigencias legales cuidadosas para defender a los usuarios.

Hay un nuevo banco de capital nacional de $60 millones. Es mucho dinero, pero lo que importa es que hay ciudadanos que creen en el país, que saben que se puede invertir y que se atreven a invertir y arriesgar. Hubo dos discursos, el del presidente del banco y el del vicepresidente del país, que fueron alentadores. Hay que promover más inversionistas nacionales, aquí y fuera del país, que hagan del país un espacio de oportunidades para todos. Ojalá así sea.

Tags:

  • septiembre
  • simbolos patrios
  • funcionarios
  • identidad
  • patria

Lee también

Comentarios