Lo más visto

BOLPROS: Ahorro y transparencia, Tharsis Salomón

La Bolsa de Productos y Servicios de El Salvador (BOLPROS) es una institución que proporciona transparencia y ahorros, que en nuestro país, en las actuales circunstancia y siempre, puede ser de gran utilidad para el ahorro en la compra de cualquier bien o servicio, especialmente al Estado, por la situación de iliquidez en la que nos encontramos, en la cual según el ministro de Economía, Tharsis Salomón, en entrevista televisiva, si lo que adquiere el Estado lo hiciera a través de BOLPROS, se podría ahorrar tanto como 2 puntos del IVA. El Ministerio de Economía propuso que todas las compras nacionales sean a través de BOLPROS y podría generarse ese enorme ahorro que caería de perlas.
Enlace copiado
BOLPROS: Ahorro y transparencia, Tharsis Salomón

BOLPROS: Ahorro y transparencia, Tharsis Salomón

BOLPROS: Ahorro y transparencia, Tharsis Salomón

BOLPROS: Ahorro y transparencia, Tharsis Salomón

Enlace copiado


BOLPROS es una institución similar a la mayoría de bolsas del mundo en donde se transan productos básicos, instrumentos bursátiles y otros. A ella llegan compradores y vendedores a comercializar productos o servicios mediante el mecanismo de oferta simultánea, de puja, como se transaba desde tiempos inmemoriales. Inicialmente la bolsa recibe la solicitud, digamos, del comprador, que es una institución del Estado, y utilizando el ejemplo del ministro Tharsis Salomón, el Estado dice que va a comprar $1 millón en papel bond de tales características y pone un precio techo, digamos $1 millón.

La bolsa anuncia a través de los puestos de bolsa inscritos en ella y estos buscan proveedores que quieran competir, los acerca, la bolsa examina si cumplen con los requisitos del producto que se va a licitar y con el recurso financiero para cumplir, con lo cual les da el visto bueno para participar en la subasta, que se realiza en determinado día y en una hora anunciada de manera pública.

Se abre la subasta a la hora anunciada con el precio techo y los ofertantes comienzan a ofrecer, en este caso para dar el mejor precio para abajo. Se hace en un salón en que en las pantallas aparecen las ofertas cómo van entrando y se da un período suficiente para que los puestos de bolsa, que están comunicados en línea con los proveedores, puedan contraofertar y así sucesivamente, hasta llegar al precio más bajo que se ofrece. Así se cierra la operación.

Los precios pueden ser tan bajos como un 30 % o 35 % menos que el precio techo, que es muchas veces el precio ofrecido en el mercado o es el precio en el que compró la institución el año anterior, obteniendo la institución y consecuentemente los salvadoreños en la ejecución del presupuesto un ahorro importante en la compra de insumos.

Según el ministro Salomón, en el Ministerio de Economía se hizo un estudio en que si todas las instituciones del Estado realizaran sus compras por bolsa y tuvieran un promedio de ahorro del 30 %, que en efecto pudiera ser más, como se ha demostrado en las operaciones que se realizan, el Estado podría tener un ahorro de $300 millones, que equivaldrían, según él, a los 2 puntos de IVA que son los que se buscan para aumentar ingresos del Estado, según algunas propuestas del Fondo Monetario Internacional.

Adicionalmente a los ahorros que se pueden conseguir, la opción de la bolsa es absolutamente transparente, no da lugar a que haya arreglos entre compradores y vendedores fuera de la mesa, pues es presencial, están presentes todos los que ofertan y todos ven el proceso directamente, y los que están conectados lo ven en línea.

Este beneficio debiera ser por sí mismo un incentivo grandísimo para que el Gobierno lo use, ya que estamos en una campaña de combatir la corrupción, que está comprobado que es uno de los grandes frenos para el desarrollo de los países y que socava la democracia y el funcionamiento de las instituciones.

Lee también

Comentarios