Loading...

Bayly

Disfruto del humor peculiar que tiene Jaime Bayly el cual tiene capacidad de sacarnos carcajadas (como cuando se burla de los dictadores tropicales de la región), pero a la vez nos invita a estudiar la realidad política con un aplomo de integridad a favor de las libertades.

Enlace copiado
Herman Duarte - Abogado y escritor

Herman Duarte - Abogado y escritor

Enlace copiado

La primera vez que escuché de Jaime Bayly fue cuando viví en Suecia. Estábamos en invierno (aún me recuerdo), por lo que no tenía otra opción más que resguardarme con el calor que producía la calefacción, un suéter y las respectivas colchas que se ubicaban dentro del apartamento ubicado en un suburbio del sur de la capital. Por mi falta de cuidado con temperaturas tan bajas (-10 °C y peores), mezclado con el exceso de tabaco, desarrollé una pulmonía que me dejó en cama varios días. No recuerdo haber sentido un dolor igual, ni ahora que escribo estas líneas contagiado del virus covid-19.

La noticia de la existencia del novelista y comentarista peruano la supe por medio de un intercambio de mensajes o por una llamada por Skype (eso sí no recuerdo) de mano de uno de sus fans: Ricardo. No recuerdo cómo fue que lo conocí a Ricardo, pero sí me acuerdo del impacto que me causó el conocerlo... lo recuerdo siempre vestido con ropa de diseñador, con un aire misterioso (de extraterrestre diría él) y un tono amable. Me explicó que Bayly era un novelista y comentarista político que tenía palabras interesantes para describir y analizar (son diferentes) la realidad política de América Latina y Occidente. La diferencia entre describir y analizar la comprendí con mayor profundidad hasta el año 2020, cuando me dispuse a hacer una disertación para optar por un nuevo grado de maestría, y se me explicó la diferencia entre un término y el otro. Ese momento me generó una expansión en los límites de mi mente.

Su primera novela "No Se Lo Digas A Nadie", publicada en el año del mundial de fútbol en Estados Unidos, fue una que dio mucho que hablar, pues por medio de ella el señorito Jaime Bayly salió del clóset, y junto con su salida, se llevó a varios de sus amigos de encuentro. Fue una novela única en su momento, y que causó un gran revuelo en los círculos de todos los estratos de la sociedad Limeña, generando un impacto considerable en el resto de la región. Recuerdo haber leído la primogénita obra de Bayly un día que lo encontré en una librería de segunda mano en Lima, logrando conseguir la edición original sin censura, que permitió navegar las diferentes aventuras que explica en la obra, que años después se convirtió en película. Recuerdo que en ese viaje me la pasé saltando de café en café, leyendo el libro entre caminata, para lograr terminarlo en tres días. Disfruté mucho las reiterativas historias con las que Bayly se fue consagrando como el "rebelde" que es.

Bayly siguió escribiendo (y lo sigue haciendo) con un estilo que mezcla ficción con autobiografía, y que logra cautivar a quien se atreve a leerlo con su relajante y entretenido tono familiar que utiliza al combinar sus palabras. Otra de sus obras que se hizo película fue "La Mujer de Mi Hermano", pero sus obras que me gustaron cuando leí fueron "El Huracán Lleva Tu Nombre" (vaya título para dedicarlo), "Y De Repente Un Ángel", "El Canalla Sentimental", "Los Amigos Que Perdí", pues habla con una naturalidad y llena de frases que cuentan con una energía con la que se carga el alma. Tiene otras que son prácticamente una comedia, como "Pecho Frío" o "Yo Soy Una Señora", las cuales no tienen un fin de reflexión alguno, sino uno de pasar el rato riendo. Pero si nunca lo han leído, les invito a poner en Google "Los Amores Lisiados" para leer un ensayo hermoso sobre la fuerza que mueve al mundo: El amor.

En ambas de sus versiones, de talk man o de escritor, disfruto del humor peculiar que tiene Bayly el cual tiene capacidad de sacarnos carcajadas (como cuando se burla de los dictadores tropicales de la región), pero a la vez nos invita a estudiar la realidad política con un aplomo de integridad a favor de las libertades, la cual nos llena de orgullo y dignidad compartir la latinidad con el sobrino desgraciado –y desheredado– del empresario minero Bobby Letts. Gracias a Jaime Bayly por ser un iconoclasta, un hombre fiel únicamente a sus valores y principios, que ha vivido la vida como ha querido y que gracias a su autenticidad es que se le han abierto tantas puertas de éxito. Será un caso de estudio, para muchas generaciones.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • Bayly
  • novela

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines