Lo más visto

Más de Opinión

Bienestar o la ciencia de la gratitud

Una de las actitudes que mejor preparan para ser felices en la convivencia diaria es el agradecimiento, ya sea en la familia, la empresa, la comunidad y las organizaciones.

Enlace copiado
Kalena de Velado

Kalena de Velado

Enlace copiado

El científico Robert Emmons, Ph.D., profesor en la Universidad de California, define la gratitud como el reconocimiento de la bondad en la propia vida. "En la gratitud decimos sí a la vida. (…) La gratitud es el reconocimiento de la fuente de este bien que está al menos en parte fuera de uno mismo (…) Gratitud implica humildad –un reconocimiento de que no podíamos ser quienes somos o estar donde estamos en la vida sin la contribución de otros. (…) [Por otra parte] ser agradecido es un reconocimiento de que hay cosas buenas y agradables en el mundo (…)  Al vincular a la gente en las relaciones de reciprocidad, la gratitud es uno de los bloques de construcción de una sociedad civil y humana". http://unpocodesabiduria21.blogspot.com/2018/03/gracias-2007-robert-emmons.html

R. Emmons, quien también es psicoterapeuta en la línea de la psicología positiva, ha escrito en varios libros los resultados de varias investigaciones científicas sobre los beneficios de ser agradecidos, junto con su colega Michael McCullough.

Entre los dos analizaron que la gratitud es buena para el cuerpo, ya que correlacionaron que ser agradecido fortalece el sistema inmunológico. "La gente que se compromete regularmente en el cultivo sistemático de la gratitud experimenta una variedad de beneficios mensurables: psicológicos, físicos e interpersonales…Pedimos que los participantes que reflexionaran, o bien una vez a la semana o una vez un día a lo largo de dos o tres semanas, sobre a qué tenían que estar agradecidos (…) Esperábamos que ésta limitada exigencia tuviese un impacto inmediato en el bienestar. Los resultados que obtuvimos fueron bastante notables…Descubrimos que reduce la presión arterial, los síntomas de las enfermedades, y hace a las personas menos susceptible al dolor y otras molestias…" http://unpocodesabiduria21.blogspot.com/2018/03/gracias-2007-robert-emmons.html

Los investigadores sugieren que una de las mejores maneras de cultivar la gratitud es establecer una práctica diaria de escribir notas (guardar un diario de gratitud) en las cuales se recuerde los dones, gracias, beneficios y cosas buenas que se disfrutan.

Ser agradecidos despierta además un sentimiento de admiración y fascinación por los demás y por la vida. Aprender el agradecimiento como estilo de vida lleva a valorar a quien nos ama y a decir: "¡Qué bueno que existes! ..." Sentirse en deuda evita que los éxitos nos hagan soberbios o los fracasos nos destrocen. Agradecer ayuda a no tener nada como propio ni a caer en la falsa percepción que merezco ser el centro de atención. "Siendo niños éramos agradecidos con los que nos llenaban los calcetines por Navidad. ¿Por qué no agradecíamos a Dios que llenara nuestros calcetines con nuestros pies? (G.K. Chesterton).

Concluyo esta reflexión con un cuento. Una vez, un niño fue con su padre a visitar unas grutas maravillosas, y el niño gritó: "¡Qué horrible!" Y el eco repitió: ¡Qué horrible! Entonces, el papá gritó: "¡Maravilloso!" Y el eco repitió: ¡Maravilloso!

Si queremos más amor, agradezcamos y demos más amor. Si deseamos felicidad, agradezcamos y demos felicidad. Si pretendemos sonrisas, agradezcamos y sonriamos primero. Si somos buenos, agradecidos y tenemos paz en el corazón, iremos contentos por la vida, diciendo a todos, sin palabras: que reconocemos que vivir es un regalo inmerecido. Sé la vibra que quieres recibir, como el eco de nuestra voz al gritar en un cañón en las montañas o en una caverna, porque volverá en lo que decimos o hacemos.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines