Buscando la salida, generar confianza

“Somos como un enfermo crítico con múltiples malfunciones. La violencia y la anémica economía son las dolencias prioritarias a atacar. Ambas necesitan generación de empleos. Se requiere inversión y esta viene solo si se genera confianza”.
Enlace copiado
Buscando la salida, generar confianza

Buscando la salida, generar confianza

Buscando la salida, generar confianza

Buscando la salida, generar confianza

Enlace copiado
Cuando alguien se encuentra en condición crítica, con problemas del corazón, tiroides en el sistema bronco-pulmonar, diverticulitis, problemas renales, etc., el organismo entero sufre de decaimiento y defensas bajas, y si no se hace nada el cuerpo puede colapsar, la muerte puede ser cuestión de tiempo.

La forma eficiente de tratar a ese paciente es primero atendiendo la condición más crítica, aquí obstrucción de arterias coronarias. Así no muere pronto de un infarto, luego la infección bronco-respiratoria para evitar un paro respiratorio.

Pero si no se tratan las demás deficiencias ni se corrigen las causas que las produjeron, la salud no se recupera y enfrentará nuevamente el mismo peligro mortal. La forma correcta de tratarlo es atacar inmediatamente las situaciones críticas y luego tratarlo atendiendo todas las dolencias, eliminando los malos hábitos o el ambiente en que vive si provoca las enfermedades del paciente. Medicina común al recuperarse sería subir las defensas, practicar una vida sana y ejercicio.

Analizando nuestra situación del país sistemática y fríamente, el diagnóstico es unánime: estamos gravemente enfermos y en peligro de colapsar, los problemas que nos matarían de forma inmediata son la violencia desbordada y la economía anémica que no genera los suficientes empleos para aliviar el tejido social y ayudar en el combate a la violencia.

Para ello y hacer crecer la economía se necesita inversión extranjera y local que genere empleos. Eso se logra generando confianza, condición indispensable. Este es un tema delicado y no muy bien comprendido, no basta con que el Gobierno abra un proceso de diálogos esperanzador, que hasta ahora muestra ser de buena fe. Adicionalmente es indispensable que el partido en el Gobierno y su representación en la Asamblea más los aliados espurios que ha adquirido con el tiempo no atenten constantemente con la institucionalidad del Estado de Derecho.

Hay muchos otros temas. Ahora mismo, con elecciones de diputados en 18 días, causa enorme desconfianza la actuación del TSE con el tema de papeletas que favorecen al partido oficial y las desafortunadas declaraciones del presidente que claramente responden a lineamientos del FMLN. La composición del TSE con tres magistrados de los cogobernantes solo inspira desconfianza en el manejo del proceso electoral y eso atenta gravemente contra la confianza.

Igualmente causa desconfianza la plataforma electoral del FMLN en la que atenta contra la libertad de expresión, una libertad fundamental para la democracia. También generan desconfianza las declaraciones del secretario general del Frente sobre que vería con buenos ojos una negociación con los cabecillas del crimen.

Nos abate el deficiente sistema educativo, el pésimo servicio público de salud, la mala administración crónica del Estado, donde los funcionarios, por corrupción o incapacidad, no logran hacer su tarea.

Los partidos que llegan al poder, ya sea en la Asamblea, Ejecutivo o Judicial o autónomas, usualmente reparten plazas entre militantes, allegados, parientes o amantes suyas o de los amigos sin importar su capacidad.

El resultado se ve en el ineficiente manejo del día a día en todas las instituciones así administradas.

El país necesita la creación de la carrera burocrática en forma institucional con gente preparada adecuadamente para los cargos, que se mantengan en los puestos a pesar de los cambios de Gobierno.

En países desarrollados como Japón y Alemania, la carrera burocrática es de alto nivel de competencia, tiene reconocimiento y dignidad, es bien remunerada y, de acuerdo con su evaluación del rendimiento, mantiene o no su empleo como en la empresa privada.

Para atacar el tema vital del combate a la violencia es imperativa la depuración de los malos elementos y la adopción de nuevas prácticas en una forma permanente. Igualmente imperativo es reactivar la economía que afecta transversalmente todos los demás problemas.

Generar confianza... generar confianza... generar confianza.

Tags:

  • fmln
  • tse
  • elecciones 2015
  • institucionalidad

Lee también

Comentarios

Newsletter