Lo más visto

Más de Opinión

CONAMYPE autónoma, legado para transformar la economía

Enlace copiado
Tharsis Salomón López / Ministro de Economía

Tharsis Salomón López / Ministro de Economía

Enlace copiado

Los esfuerzos de nuestro gobierno por convertir a la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (CONAMYPE) en una institución autónoma de derecho público, con personalidad jurídica y autonomía administrativa, por fin se han concretado y esto permitirá potenciar el fortalecimiento de las micro y pequeñas empresas de El Salvador.

Como ministro de Economía y presidente de la CONAMYPE agradezco a la comisión de economía de la Asamblea Legislativa y especialmente a su presidenta, Margarita Escobar, así como a todas las diputadas y diputados de las diferentes fracciones que acompañaron la aprobación de la reforma a la Ley de Fomento, Protección y Desarrollo para la Micro y Pequeña Empresa, que convierte a dicha institución en un ente autónomo e independiente administrativa y presupuestariamente del MINEC.

Pero sin duda se trata de algo más que un acto administrativo, es un legado gubernamental y un reconocimiento del presidente Salvador Sánchez Cerén a la importancia de este sector productivo y su valiosa contribución al crecimiento de la economía.

Las enmiendas a la legislación también reconocen los derechos laborales y administrativos de los actuales trabajadores de la CONAMYPE, que estarán regidos por la Ley de Servicio Civil.

CONAMYPE ha marcado en los últimos años un fuerte dinamismo en el trabajo territorial, el emprendimiento, el fortalecimiento de la empresarialidad femenina y de la juventud, así también al sector artesanal y la ampliación del trabajo con más actores internacionales, gubernamentales y locales.

La importancia de las mype ha sido retomada por nuestro gobierno mediante un marco legal institucional que genera mejores condiciones para que las micro y pequeñas empresas tengan un entorno favorable. Para el caso, desde que asumimos el gobierno contamos con la aprobación de la Ley de Fomento, Protección y Desarrollo de la MYPE, la política de emprendimiento, reformas de ley relacionadas con nuestro rubro, entre otros.

En 2016, la Asamblea Legislativa aprobó la Ley de Fomento, Protección y Desarrollo del Sector Artesanal, que busca impulsar mecanismos de protección en la producción de artesanías y planes que permitan potenciar su dinámica dentro de la economía nacional.

CONAMYPE tendrá el rol de formular y proponer la política y estrategia artesanal y representar al sector frente a organismos nacionales e internacionales.

Otro importante avance para la mype ha sido contar con la política Un Pueblo, Un Producto, con la que trabajamos en el territorio de manera más organizada, con una metodología unificada y con proyectos que permiten dinamizar la economía local, a partir de los recursos naturales e identitarios. Debo destacar el acompañamiento de sectores organizados como: la Mesa Nacional Artesanal, mesas territoriales para el desarrollo artesanal y el Consejo Nacional del Emprendimiento, integrado por más de 35 instituciones públicas, privadas y académicas, que dan seguimiento a la política y aúnan esfuerzos para promover negocios. Para la implementación de Un Pueblo, Un Producto se ha conformado un comité nacional, integrado por los municipios.

También es importante el trabajo desarrollado durante siete años por la alianza pública-privada-academia del modelo de los centros de Desarrollo de Micro y Pequeñas Empresas (CDMYPE). La Universidad de San Antonio, Texas, nos transfirió el modelo con el que hemos alcanzado importantes logros y nos convierte en modelos en Latinoamérica.

Estos espacios de participación son importantes y los estaremos respaldando para que continúen desarrollando la incidencia en el trabajo hacia las mype y siendo actores y protagonistas de la transformación productiva en nuestro país, fortaleciendo el dialogo público privado.

Estamos convencidos de que el crecimiento económico sostenido e inclusivo solo es posible si los agentes económicos de todos los tamaños cuentan con un marco legal e institucional que les estimule, les apoye y les provea de las herramientas para ser más competitivos y rentables en el contexto de una economía global.

Unámonos para crecer.

Lee también

Comentarios