Lo más visto

Cabeza fría y sensatez

Según las declaraciones del Gobierno, está a punto de pasar a su administración el 50 % de los fondos de pensiones que manejan las AFP, fondos que son de los cotizantes, no son ni de las administradoras ni del Estado.
Enlace copiado
Cabeza fría y sensatez

Cabeza fría y sensatez

Cabeza fría y sensatez

Cabeza fría y sensatez

Enlace copiado
Es importante aclarar conceptos que se manejan que no son alegados a la realidad, mi conocimiento del sistema viene desde la planeación de esto con los Chicago Boys que asesoraron al país en 1987-1988, visitamos Chile y conocimos de primera mano su funcionamiento. Venían de un sistema público quebrado y al fundar las privadas, el Estado, que era superavitario, destinó una reserva para las pensiones que se pagarían a los del sistema quebrado.

La primera inexactitud que se maneja es que las AFP no son rentables y el sistema quebraría porque no es rentable, pero a pesar de los golpes que el Estado le ha dado a la rentabilidad de los cotizantes, el sistema tiene $8,000 millones, de los cuales $2,500 millones son de rentabilidad generada por la operación.

Aquí los cotizantes del sistema público, quebrado, pudieron optar por trasladarse al sistema privado iniciando a cotizar en 1998, y el Estado les dio un Certificado de Traspaso (CT) haciendo constar lo que cotizaron en el sistema público, tomado en su valor. El Estado dejó viva la legislación de pagarles 70 % al pensionarse, y en 2003 los que se pensionaron pronto habían cotizado poco en el privado. El Estado sacó un CT complementario para completar el 70 %, aunque los fondos siempre salieron del sistema de las AFP, ellas compraron esos CT.

En 2006 el gobierno Saca no tenía fondos para pagar las pensiones del ISSS y el INPEP, el FMLN no le daba votos para préstamos y crearon el fideicomiso para pagarlas. Ahí se cometió el grave error de dejar en la ley el pago a los cotizantes la tasa de LIBOR a seis meses +.75 %. LIBOR estaba 5.50 % entonces. El error fue dejar la sobretasa en la ley, eso no se hace, el LIBOR es un indicador que fluctúa en el mercado internacional, actualmente cotiza a 0.86 % y se ve muy difícil que suba importantemente en los próximos cinco o 10 años por su incidencia en la economía mundial que está casi en recesión. Lo justo para el ahorran es reformar la ley eliminando la sobretasa de ella y manejarla según posibilidades.

El sistema público tiene 100,000 pensionados y 15,000 cotizantes, ahí tiene el problema grande el Estado.

Las señales son que el Gobierno quiere hacer el movimiento en estos días y la percepción general es que lo hace realmente para solucionar sus problemas de caja, hay capacidad de endeudamiento externo pero no cuenta con los votos de ARENA, situación que podría solventar si tiene un diálogo con sinceridad y apertura, y así alcanzar acuerdos básicos. Hasta ahora ARENA piensa que la convocatoria de diálogo ha sido táctica y se siente usado, según declaraciones de líderes de ese partido. Si esa es la situación, que tiene suficiente soporte lógico para pensar que así es, la alternativa del Gobierno para fondear al Estado sin necesidad de tomar los fondos de los pensionados debiera ser lo que todos pedimos: diálogo y acuerdos con los que se sientan cómodos tanto ARENA como el FMLN.

Si se enfrenta la situación con cabeza fría y sensatez, debería encontrarse la forma de que el FMLN pueda contar con los votos de ARENA, que tiene la llave para el endeudamiento, y ARENA sentir que no es utilizado, sino tomado en cuenta para trazar una ruta común.

Los $4,000 millones en juego se terminarían pronto, no duran tres años. El primer año deben pagar $900 millones de LETES y el presupuesto nacional tiene un déficit de $900 millones. El beneficio es pequeño y el costo político para el FMLN será inmenso.

En el FMLN hay gente sensata que comprende la situación y cuando el tema es complicado, dialogan, como en los Acuerdos de Paz. En ARENA hay disputas de liderazgo, pero eso no es impedimento para que el partido tenga una posición sensata y unificada alrededor de este tema.

Yo soy un eterno optimista y veo que la realidad manda a buscar entendimientos, la institucionalidad está marchando, hay una sociedad civil muy atenta y activa, poderosas fuerzas, las cuales no pueden ignorar los partidos.

En las crisis, cabeza fría y sensatez.

Lee también

Comentarios