Calaveras y diablitos

Calaveras de las 6,657 muertes de 2015 y 1,380 contabilizadas (un aspecto contable que no sé si da más asco que vergüenza) en los primeros dos meses del año.
Enlace copiado
Calaveras y diablitos

Calaveras y diablitos

Calaveras y diablitos

Calaveras y diablitos

Enlace copiado
Atrás quedaron los días para jactarnos que un salvadoreño fue el primer presidente de la Corte Internacional de Justicia (1946-1949). Todo para abrir paso al récord de ser el país más violento del mundo lo que muestra el cáncer que invade a nuestra sociedad; y la manifiesta incapacidad de los gobernantes –diablitos– para contener ese alud de crímenes que desangra al país.

Yo a vos no te creo nada... es como comienza la canción con la que aludo con el título de la columna, y también es lo primero que pienso cuando leo, escucho o hasta cuando pienso en alguna declaración de Marcos Rodríguez (el señor de ojeras marcadas que desde las épocas de Funes defiende a capa y espada cualquier desfase del primer ciudadano de la República). Lo mismo ocurre cuando veo que Eugenio Chicas, el secretario de Comunicaciones de la presidencia (a quien asocio con el “Alcalde Diamante” de “Los Simpson” por el papel de charlatán que ambos interpretan) que de forma cínica, descarada y desvergonzada niega la realidad. Igualmente me pasa cuando me entero de una publicidad nueva del Gobierno con la que anuncian otro programa que no será más que una campaninha publicitaria con títulos pegajosos como “Salvador cumple” o “El Salvador Seguro”.

Estoy sorprendido cómo el GOES por medio de “consultas participativas”, campañas de mercadeo y demás ideas sacadas del manual del comandante Chávez (como por ejemplo, el programa de ciencia ficción “Gobernando con la gente”) pretende limpiarse las manos –a lo Poncio Pilato– y embarrar de culpa a toda la población y al partido político que dejó de gobernar hace casi 8 años, de la imposibilidad de contener la violencia, la cual ha empeorado gracias a la Tregua de la que resulta que nadie fue partícipe.

El caos salvadoreño, que ya da un olor a Estado fallido (sobre todo tras la amenaza de un paro de funciones de la Policía), es algo que ha sido documentado en diferentes medios de comunicación como la BBC (Inglaterra), Washington Times (Estados Unidos), El País (España), Le Monde (Francia) entre otros. No se trata de un complot mediático como el gobierno ha indicado en reiteradas ocasiones.

El presidente Sánchez Cerén pidió respeto para el señor Munguía Payés (el mismo señor que apadrinó la tregua, el que se burló de toda la población cuando de “incógnito” se subió a un autobús para demostrar lo seguro del país), para que no le pregunten cosas incómodas, pero no pide respeto para la población que vive en una situación más que incómoda por la violencia que sus Gobiernos (porque en el anterior fue vicepresidente) han provocado con su incapacidad.

Es responsabilidad del Estado la de brindar seguridad a la población, por lo que si no pueden hacerlo, será mejor que renuncien y den espacio para que otras personas lleven las riendas del Estado. No se puede seguir jugando con la vida de esa manera.

PD. No quiero imaginar el caos colectivo que se generará después que el Gobierno tenga control sobre las pensiones, ya que si no han dado señales que les importa la vida de sus ciudadanos, mucho menos las darán por los ahorros de estos.

Tags:

  • tregua
  • violencia
  • sanchez ceren
  • policia

Lee también

Comentarios

Newsletter