Cambios necesarios en los partidos políticos

No existe ninguna diferencia sustantiva, de fondo ni de forma, que distinga a los gobiernos de ARENA y FMLN, uno de derecha y otro de izquierda. Parecen hijos de la misma matriz. No es solo su culpa, debemos aceptar al mismo tiempo que son reflejo de nuestra sociedad, de nosotros mismos, los salvadoreños. Ellos, los políticos, no son los malos y los otros, lo no políticos, los buenos. Son nuestro producto.
Enlace copiado
Cambios necesarios en los partidos políticos

Cambios necesarios en los partidos políticos

Cambios necesarios en los partidos políticos

Cambios necesarios en los partidos políticos

Enlace copiado
Una alternativa para que cambien los partidos, me refiero a ARENA y FMLN, los demás son intrascendentes, aunque sería bueno que cambiaran; es el surgimiento de un nuevo partido político, sea de izquierda, derecha o centro. No importa. Lo importante es que se constituya por personas que antepongan los intereses y necesidades de la población a los intereses propios, personales o partidarios. Que ofrezcan ideas concretas, factibles, que contribuyan a salir de la autodestrucción a la que nos encaminamos. Ello promocionaría al cambio de ARENA y del FMLN.

Las probabilidades de cambio en ARENA son más probables. No tanto por ellos mismos, sino porque se encuentran en una situación de cambio de dirección nacional y hay legítimos intereses personales por ser parte de la nueva dirección. Necesitan un cambio de dirigencia que exprese inteligencia, creatividad, si es posible, legitimidad y credibilidad interna y externa. No es suficiente un cambio generacional, pues puede ser más de lo mismo o peor. Se requiere un cambio generacional de ideas y personas. Nuevas ideas, conservando de lo esencial lo más apropiado y botando al cesto de la basura de la historia lo anacrónico.

A pesar de la incompetencia, incapacidad, malestar, desilusión o lo que usted considere por la gestión del FMLN, si no cambia ARENA, si solo critica y critica y no propone racionales, justas, humanas e inteligentes soluciones, si no demuestra con hechos y propuestas que vale el cambio, el FMLN continuará para no regresar a lo que ARENA repetiría de nuevo. Dejen la carreta de bueyes: el anticomunismo, el neoliberalismo, la fe ciega en el mercado, etcétera.

Si los factores reales de poder, los jóvenes o viejos dirigentes que han perdido credibilidad continúan con sus ideas anacrónicas o defendiendo solo intereses minoritarios cortoplacistas sin dejar espacios a ideas nuevas que respondan al momento actual, a intereses de los sectores mayoritarios, perdiendo un poco en el corto plazo pero garantizando el largo plazo, serán el soporte para que el FMLN continúe, se fortalezca como nueva burguesía y no tenga necesidad de cambiar. El actual pensar y actuar de ARENA es lo que le permite al FMLN seguir igual y viceversa.

Las probabilidades de cambio interno del FMLN son más remotas, pues estando en el poder es más difícil cambiar. Tienen el sartén por el mango. No van a ceder el poder del partido y del gobierno por el bien del país. Con su mentalidad autoritaria, tal como ARENA, los actuales dirigentes harán, como hicieron en el pasado, que aquel que se mueva no salga en la foto. Además, con una ARENA dividida por intereses personales y no por ideas, les facilita mantener el control interno y no tener necesidad de cambiar, puesto que la gente se seguirá a ahorcando en su palo para no volver a ARENA.

El país necesita que ambos partidos cambien. Que dejen la lógica de no ceder ante el otro para entrar en la lógica de aportar, concertar para el bien de todos y de sí mismo. Así como se requieren nuevas opciones con propuestas positivas y realizables. Igualmente es necesario el cambio de mentalidad en las dirigencias empresariales, en la sociedad civil. Todos necesitamos cambiar, no solo el otro y actuar en consecuencia. Se requiere el concurso de todos.

Tags:

  • arena
  • fmln
  • cambio
  • tercera fuerza
  • autodestruccion

Lee también

Comentarios

Newsletter