Lo más visto

Más de Opinión

Candidaturas independientes

Los que pensaban que las elecciones internas en el FMLN y ARENA iban a ser democráticas se han dado cuenta de que su estrategia es siempre la misma: complacer a las cúpulas y al voto duro conservador, retrógrado e intolerante.
Enlace copiado
Candidaturas independientes

Candidaturas independientes

Candidaturas independientes

Candidaturas independientes

Enlace copiado
La renovación de 2018 se limitará a una renovación de rostros. Y la renovación política y programática tan anhelada por la mayoría aparecerá como una ilusión de cara al listado de diputados que cada partido propondrá en las próximas elecciones legislativas.

Acostumbrada a ser defraudada, la ciudadanía tendrá que resignarse a aceptar esas candidaturas elegidas “democráticamente” (luego de una depuración) y por “consenso”. Se tendrá que conformar con los mismos diputados, algunos reciclados o que requieren inmunidad y otros rostros nuevos escogidos por su capacidad a ser buenos discípulos de las cúpulas de los partidos.

La libertad de opinión es muy relativa en las fracciones legislativas: no se vale pensar diferente. Sin embargo, se vale no tener las calificaciones necesarias, por veces ser corrupto, contratar a decenas de asesores, viajar, tener seguro médico privado, proponer leyes ofensivas y hacer campañas grotescas. Tratar de debatir temas sensibles que conciernen a toda la población y no solo a la “burbuja” del COENA (despenalización del aborto por las cuarto causales y el matrimonio entre personas del mismo sexo) no forma parte de la agenda de ARENA. Dejar de defender la dictadura brutal de Venezuela tampoco forma parte de la agenda del FMLN.

El cambio tan anhelado por el país no vendrá de las cúpulas actuales del FMLN o de ARENA. Les conviene conservar el statu quo de polarización y paralización para beneficiarse del sistema y defender sus convicciones religiosas o políticas.

Es una lástima porque la oportunidad de verdadera renovación se presentaba, la ciudadanía la reclamaba y el país la necesitaba.

Los decepcionados por los partidos políticos actuales son muchos, los indecisos también, así como los que no se sienten representados o no se identifican con el voto duro intolerante, conservador, antidemocrático y retrógrado. Los decepcionados/ indecisos/que no se sienten representados/que no se identifican forman, según las encuestas, una mayoría.

Espero que Juan Valiente, Johnny Wright, Aída Betancourt y Gaby Trigueros se postulen como candidatos independientes para diputados y formen un movimiento representativo de esa mayoría. Si deciden presentarse como candidatos independientes, se animarán quizás más personas que no solamente tienen el perfil y la capacidad para ser diputados, sino también la voluntad de hacerlo bien. El país necesita diputados enfocados en el bien común en la Asamblea Legislativa y no diputados guiados por intereses partidistas y económicos. El país requiere candidatos que verdaderamente representen a la ciudadanía y no solo representen a las élites políticas.

Diputados íntegros capaces de proponer soluciones concretas para sacar adelante al país y desempolvar las numerosas leyes y numerosos proyectos tan necesarios para el país y que permanecen engavetados (por años) en la Asamblea Legislativa.

Candidaturas independientes para cambiar el espectro político-paralizante del país, para renovar la política salvadoreña y devolverle a la ciudadanía la verdadera representatividad a la cual tiene derecho y que la partidocracia le ha quitado.
 

Tags:

  • FMLN
  • ARENA
  • elecciones internas
  • democracia
  • partidocracia

Lee también

Comentarios