Lo más visto

Más de Opinión

Capitalismo de la vigilancia: ¿Cómo afectará nuestras vidas?

Enlace copiado
Claudio M. de Rosa - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Claudio M. de Rosa - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

“Nos adentramos en una nueva era de la economía política. Durante siglos el capitalismo ha evolucionado a través de diversas etapas, desde el capitalismo industrial, al corporativo y el financiero. Ahora estamos ingresando en la era del ‘capitalismo de vigilancia’” (Project Syndicate, Cambridge, 3/enero/2020), señala Shoshana Zuboff en su libro La era del capitalismo de la vigilancia: la lucha por un futuro humano en la nueva frontera del poder (2019), para que veamos cómo la digitalización de todo lo que hacemos afectará nuestras vidas y a la sociedad.

Zuboff, economista, profesora emérita de la Harvard Business School, considerada “la verdadera profeta de la era de la información”, deja ver “la lucha por un futuro humano en la nueva frontera del poder”.

Todo lo que uno hace, dice, comparte, ha ido creando una gran base de datos (Big Data), que luego se usa para influir en la decisión de la gente en un sentido determinado. Tan solo de su tarjeta de crédito y/o débito pueden conocer sus hábitos de consumo, preferencias y gustos. Según Zuboff, con esta información se manufacturan los productos predictivos “que anticipan lo que usted hará ahora, pronto o después”.

Otros pensadores consideran que así como se dio la mercantilización del trabajo, tierra y dinero, el capitalismo de vigilancia está dando un giro al obtener beneficios de algo intangible e inmaterial, que resulta de “la datización de los factores de producción, del flujo de datos de la experiencia humana”, y en este contexto, la información ha generado nuevos mercados sin mayor regulación, donde “se extraen de la experiencia humana, la información sobre las personas en todas sus dimensiones, segmentos, caracteres” (Rosembuj, 2019).

Las grandes empresas digitales (Apple, Google, Microsoft, Facebook, Amazon, entre otras) se han apropiado de esta información y con ella han creado el denominado “mercado de comportamientos”, el cual tiene una radiografía de cada segmento social, ordenado por países, regiones o mundial, que ya no es propiedad exclusiva y privada de cada persona. Ahora, la economía digital digitaliza todo, materia prima que obtienen gratuitamente de usted, y con ella genera el comercio y el pago por la información, para luego crear nuevos productos predictivos basados en características o perfiles de conducta. Y con esto, estas grandes empresas obtienen una “superrenta digital” (grandes ganancias).

Ante esta situación Zuboff dice: “La supervivencia del capitalismo de vigilancia depende de la ingeniería del acuerdo social a través de todos los medios disponibles, al tiempo que ignora, evade, impugna, reforma o derrota las leyes que amenazan el libre excedente comportamental (conducta o modo de portarse del individuo)”. Y todo esto casi sin la debida legislación, para que paguen impuesto sobre la renta, o IVA o tener un debido control.

Para Zuboff, este capitalismo de la vigilancia “socava la democracia desde arriba y desde abajo. Desde arriba... aumentando la desigualdad social en vez de reducirla. Desde abajo... (afectando) la autonomía humana, la soberanía individual y la voluntad, capacidades sin las cuales la democracia es inimaginable”. Entonces, ¿queremos vivir en un mundo capitalista en el que quienes nos dominan acumulan riqueza vendiendo comportamientos humanos?... “No se trata de actuar como individuos, sino como sociedad”.
Mientras tanto en El Salvador, los conflictos y el diario vivir impiden observar los futuros peligros que enfrentaremos.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines