Cárceles, manicomios y libertad

La redacción de este artículo es atrevida; asumo la responsabilidad como técnico, destacando los beneficios de una psiquiatría y salud mental actualizada y comprensiva sobre temas muy sensibles del país y la trascendente relación con los derechos humanos.
Enlace copiado
Cárceles, manicomios y libertad

Cárceles, manicomios y libertad

Cárceles, manicomios y libertad

Cárceles, manicomios y libertad

Enlace copiado


Sobre la Libertad, se ha escrito mucho, es válido que es un concepto abstracto con múltiples percepciones, algunas oscuras y otras poéticas.

Sin importar la precisión de las mismas, su acepción ha estado presente en los pasajes más gloriosos y también violentos de la historia porque su evolución es capaz de seducir a los pueblos, motivar a gobernantes, inspirar rebeliones y más.

¿Por qué cárceles y manicomios en esto de la Libertad?

Porque estas dos instituciones guardan una estrecha relación con el concepto Libertad en función de los Derechos Humanos.

El apoyo técnico citado también está respaldado por experiencias vividas con expertos de otros países, durante mi formación en la Universidad de París y otros foros.

El Dr. Henri Ey, psiquiatra francés, escribió en la década de los sesenta un ensayo sobre la Patología de la Libertad; consideró que las Neurosis se constituían en entes mórbidos que limitan al individuo en su capacidad de actuar libremente y tomar decisiones ya sea por la ansiedad, angustia, depresión y otras alteraciones conductuales.

¿Por qué el trastorno mental y/o del comportamiento debe ser objeto de más estudio y a profundidad?

Hay muchas teorías e hipótesis en relación con el desarrollo psicológico del niño y la niña, que no son nuevas; una de ellas señala que en esa época se estructuran y definen tres sistemas que conforman el aparato psíquico. Por su importancia deben de ser conocidas por los expertos en salud mental sean estos freudianos o no. El ello o id; el yo y el superyó. Estas tres estructuras forman una organización unificada y armónica. Al funcionar juntas y en cooperación, le permiten al individuo relacionarse de manera eficiente y satisfactoria con su ambiente.

La finalidad de esas relaciones es la realización de las necesidades y deseos básicos del hombre. Cuando eso no es así, se dice que la persona está inadaptada. Puede estar insatisfecha consigo misma y con el mundo, y la eficacia de lo que hace se reduce.

El ello cumple con el principio primordial o inicial de la vida, Freud lo nominó principio del placer (energía instintiva biológica). El ello no está gobernado por las leyes de la razón o de la lógica, y no posee valores, ética o moralidad.

La tercera estructura de la personalidad es el superyó. Es la rama moral y/o judicial de la personalidad. Se desarrolla desde el yo, como una consecuencia de la asimilación por parte del niño de las normas paternas respecto de lo que es bueno y virtuoso y lo que es malo o “pecaminoso”. De allí la importancia del ejemplo de los “modelos virtuosos o no de nuestra sociedad”.

El Dr. Ey dijo: “No puede ignorarse el sentido que la psiquiatría tiene relación con la Libertad y la libertades de los hombres: la psiquiatría es presentada con frecuencia (a veces incluso por algunos psiquiatras) como una actividad de represión policiaca, donde el psiquiatra sería un agente o un sustituto del “Poder”. Se creería entonces erróneamente que la función de la psiquiatría en la sociedad solo sería la de ser una forma subrepticia (oculta) e hipócrita del deseo de dominación”.

Algunas de las reflexiones y axiomas anteriores pueden ser de utilidad para los técnicos del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia aplicándolas a las instituciones aludidas y otras en situación de riesgo.

Tags:

  • salud mental
  • libertad
  • psiquiatria
  • neurosis

Lee también

Comentarios

Newsletter