Lo más visto

Cartas de la abuela

Se dice que ¡madre solo hay una! y debe ser por su amor incondicional, entrega, abnegación, valentía y sobre todo fuerza, pero se nos olvida que además de ser madres, muchas de ellas son también esposas, profesionales, empleadas, amas de casa, hijas, etcétera.
Enlace copiado
Enlace copiado
Entonces la expresión “solo hay una” más bien debería calificarse como “única” por su polifacética labor como mujer. Pero veamos cómo describen las Sagradas Escrituras a la mujer: “Mujer virtuosa” dice el proverbio 31:10 y se refiere a una mujer ejemplar cuya conducta está fundamentada en la fidelidad, prudencia, laboriosidad, iniciativa y generosidad. Si se trata de una mujer casada dice el versículo 11-12 que “el corazón de su marido está en ella confiado y ella le da bien y no mal todos los días de su vida”. Los siguientes versículos detallan a una mujer cuidadosa de su casa, trabajadora, diligente, buena para los negocios y muy generosa para con el pobre y el menesteroso. Pero la gran característica de esta mujer se define en el versículo 30-31: “la mujer que teme al Señor”, dice, “esa es digna de alabanza”, ¡sean reconocidos sus logros, y públicamente alabadas sus obras! Que sea entonces el Señor el origen y la fuente que cause en todas las madrecitas una vida ejemplar para que seamos de bendición para todos los que nos rodean.

[email protected]

Tags:

  • madre
  • Dios
  • mujer
  • proverbios

Lee también

Comentarios