Lo más visto

Más de Opinión

Casi todo es NI-NI

El término NINI (ni estudia, ni trabaja) es un término que equivale al acrónimo en inglés NEET (not in employment, education or training) que se introdujo formalmente por primera vez en el Reino Unido en 1999.
Enlace copiado
Casi todo es NI-NI

Casi todo es NI-NI

Casi todo es NI-NI

Casi todo es NI-NI

Enlace copiado
Los jóvenes en El Salvador son NINI porque NI tienen oportunidades educativas decentes, NI se les ofrecen posibilidades laborales dignas. Sufren de marginación, discriminación y exclusión social.

Pero en realidad, casi todo es NI-NI en El Salvador:

Los partidos políticos son NI-NI porque NI nos representan, NI luchan de manera efectiva en contra de la corrupción. Al contrario, representan intereses oscuros, particulares y partidarios. No se preocupan por servir al país, sino más bien se preocupan por servirse del país.

La democracia salvadoreña es NI-NI porque NI facilita a sus ciudadanos la capacidad de organizarse para que puedan ejercer una influencia directa en las decisiones públicas, NI garantiza una verdadera libertad de expresión. El FMLN convoca sistemáticamente a marchas para contrarrestar manifestaciones organizadas por la sociedad civil y la confrontación de ideas deja lugar a una serie de enfrentamientos y descalificaciones constantes.

Una clase política NI-NI porque NI es competente, NI es honesta. Los políticos benefician a sus allegados y familiares. Otorgan además puestos a personas únicamente por su lealtad o confianza.

Un gobierno NI-NI que NI es del pueblo, NI se preocupa por el bien común. Al contrario, representa un gobierno de partido a espaldas del pueblo implementando medidas electoreras en vez de medidas estructurales (tan indispensables para el país).

Una Asamblea Legislativa NI-NI porque NI sacrifica el nivel elevado e injustificado de sus prestaciones, NI da el ejemplo reduciendo la cantidad de sus “asesores”.

Un sistema judicial NI-NI porque NI judicializa NI ataca los fenómenos de corrupción e impunidad. Las cortinas de humo y los hechos de violencia quedan condenados a pasar al olvido.

Una sociedad civil en su mayoría NI-NI porque NI se involucra, NI se organiza para reclamar y exigir que sus (legítimas) demandas sean consideradas.

Una educación pública NI-NI porque NI retiene el interés de los jóvenes, NI ofrece oportunidades educativas decentes. Invertir en una educación pública de calidad y en técnicos a través de escuelas especializadas exitosas debería ser una prioridad nacional.

Una oposición NI-NI porque NI propone políticas públicas que conlleven a cambios estructurales en el país, NI logra la necesaria renovación y consecuente credibilidad para poder representar una alternativa a futuro.

Una sociedad NI-NI porque NI respeta, NI se comporta de manera educada. El ser vivo apremia sobre el ser respetuoso y educado.

Una política fiscal NI-NI porque NI es sostenible en el tiempo, NI permite vislumbrar un mejor futuro para El Salvador. Los problemas fiscales del país no se resolverán con medidas sacadas de la manga. El país necesita un verdadero acuerdo o pacto fiscal que permita no solamente la sostenibilidad de sus finanzas públicas, sino también una mayor solidaridad y el financiamiento de iniciativas de crecimiento.

Frente a todos estos NI-NI, el país está condenado a vivir en una creciente y desoladora adversidad. ¿Qué hacemos?

Tags:

  • ninis
  • oportunidades
  • partidos
  • corrupcion
  • impunidad
  • justicia

Lee también

Comentarios