Lo más visto

Casos hipotéticos

El próximo domingo 30 de septiembre ARENA realizará su convención nacional, en la que se confirmará a Norman Quijano como su candidato presidencial para las elecciones de 2014 y se llenarán las vacantes del COENA dejadas por Edwin Zamora y Coralia Guerra y cualquier otra vacante que haya de aquí al domingo, con personas cercanas a Norman Quijano.
Enlace copiado
Enlace copiado
La gran pregunta que muchos analistas nos hacemos es: ¿por qué ARENA debe elegir un candidato a la presidencia con 18 meses de anticipación? ¿Es lo más conveniente ser el primero en confirmar su candidato o debería esperar a que las otras fuerzas políticas nombren oficialmente a sus candidatos?

Antes de continuar con los comentarios que voy a hacer quiero dejar claro que le tengo un gran aprecio a Norman Quijano, a quien considero que ha sido un excelente alcalde capitalino y que su arrastre ha sido indiscutible en las dos ocasiones que ha ganado las elecciones de 2009 y 2012.

Dicho lo anterior, partamos del escenario actual y luego veamos unos casos hipotéticos. El escenario actual es que Norman Quijano tendrá como contendiente a Salvador Sánchez Cerén por parte del FMLN, y GANA probablemente llevará como candidato a la presidencia al que muchos especulan que puede ser Tony Saca. No se vislumbra por ahora que otro partido político pueda llevar un candidato a la presidencia. Bajo este escenario y con base en las encuestas conocidas hasta ahora, es bastante probable que Norman Quijano llegue a la segunda vuelta contra Salvador Sánchez Cerén y que en segunda vuelta el FMLN obtenga el apoyo de GANA, por lo que sería difícil para ARENA ganar la segunda vuelta, aunque no imposible.

Ahora, supongamos que luego de que ARENA ratifique a Norman Quijano el domingo, el FMLN y Sánchez Cerén decidan que van a cambiar de candidato a la presidencia por problemas de salud del vicepresidente de la República y con base en ello escogen a un candidato que no sea de línea dura del FMLN, que puede provenir del gabinete del presidente Funes, ya sea de las filas del FMLN o ser un foráneo. Por el otro lado, asumamos que Tony Saca decide que no va a competir por la presidencia en 2014 y que GANA elige a un candidato que puede ser un empresario o no y que puede haber tenido una militancia política anterior o que puede ser alguien totalmente nuevo en política y con buena imagen pública. ¿Cómo queda ARENA bajo un escenario de este tipo? ¿Sería más fácil para el FMLN y GANA competir contra Norman Quijano con este tipo de candidatos y ganarle a ARENA con mayor facilidad en segunda vuelta? ¿Habría escogido ARENA a Norman Quijano contra candidatos de los otros partidos que puedan ser atractivos para la clase media urbana que es la que definió las elecciones presidenciales de 2004 y 2009?

Hay otras posibilidades hipotéticas de candidatos a la presidencia y vicepresidencia en el FMLN y GANA, pero si ARENA se cierra las puertas el próximo domingo le será muy difícil considerar otras opciones ante posibles cambios de candidatos de sus contrincantes políticos, lo que lo vuelve como un boxeador que está con una mano amarrada contra dos boxeadores en el mismo ring con las dos manos libres.

Pero como todo esto es solo especulación del escribidor de esta columna y como ARENA ya tomó su decisión de escoger a su candidato a la presidencia de la República 18 meses antes de las elecciones, y los demás partidos políticos, hasta ahora, están en el escenario inicial, probablemente viviremos una campaña política larga, altamente confrontativa y polarizada, que solo motivará a los votos duros de ambos partidos políticos y al final ganará el que convenza a sus correligionarios a salir a votar en una mayor proporción, como ocurrió en las pasadas elecciones de marzo de 2012, para alcaldes en el gran San Salvador.

Tags:

  • Luis Membreño
  • candidato Norman Quijano
  • convención nacional de ARENA.

Lee también

Comentarios