Lo más visto

Más de Opinión

Cautelas ante consulta de reformar Reglamento LAIP

Enlace copiado
Cautelas ante consulta de reformar Reglamento LAIP

Cautelas ante consulta de reformar Reglamento LAIP

Cautelas ante consulta de reformar Reglamento LAIP

Cautelas ante consulta de reformar Reglamento LAIP

Enlace copiado
Durante esta semana se conoció que la Secretaría de Participación Ciudadana, Transparencia y Anticorrupción (SPCTA) y el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), junto con algunas organizaciones de la sociedad civil, llevarán a cabo una consulta para reformar el Reglamento de la Ley de Acceso a la Información Pública (RLAIP), lo cual ha generado preocupación, por lo que es importante tener presente algunas cautelas para evitar retrocesos.

Realizar consultas ciudadanas para obtener insumos para alguna norma o política pública es un ejercicio correcto que debe promoverse en el Estado para que la población sea tomada en cuenta en las tomas de decisiones; sin embargo, algunos de estos esfuerzos se han manipulado para lograr el objetivo que pretende quien los impulsa y se busca darle el barniz de participación ciudadana. Un ejemplo de esto sucedió antes de que se aprobara la Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP), cuando el anterior Gobierno, pero siempre bajo el liderazgo de la antes llamada Subsecretaría de Transparencia y Anticorrupción, inició una consulta sobre el proyecto de ley, la cual tuvo como resultado obstaculizar temporalmente su aprobación y poner a cargo de la Presidencia el nombramiento de los miembros del IAIP.

Para que una consulta brinde los efectos esperados, existen elementos que deben concurrir, tales como: tener claridad de los principios orientadores y de los objetivos; que exista un diagnóstico técnico o documento base que explique el estado de situación, así como los problemas o situaciones que quieren cambiarse o mejorarse; y que se cuente con una metodología bien elaborada. La debilidad que se observa en la consulta virtual anunciada para reformar el RLAIP y que en gran medida se hará a través de Facebook es precisamente que no se visualizan dichos elementos, ni método alguno, limitándose a listar siete temas de consulta, los cuales son bastante amplios y además sensibles para el acceso a la información y es por ello que debe tenerse cautela con este ejercicio de consulta.

Otro aspecto importante que debe tomarse en cuenta es el de respetar los límites de la potestad reglamentaria del Órgano Ejecutivo que regula la Constitución, la cual persigue facilitar la aplicación de ley y nunca contradecirla ni superarla. Cuando se aprobó el RLAIP en 2011 se violó precisamente dicha potestad y por ello fue declarado inconstitucional parcialmente en diciembre de 2012, pues el reglamento iba más allá de la ley. Al respecto, basta recordar que al RLAIP se había incorporado el concepto de “seguridad política” como criterio para reservar información, el cual era tan ambiguo y amplio que serviría para denegar cualquier información; así como la facultad que se autoconcedió la Presidencia de la República para rechazar todas las ternas de candidatos a comisionados del IAIP que enviaban los distintos sectores, lo cual en efecto sucedió sin que se diera justificación alguna. La jurisprudencia constitucional ha sido categórica, por lo que se debe tener cautela en que cualquier reforma al RLAIP debe respetar los límites de la potestad reglamentaria.

El IAIP ha tenido un rol importante como garante de la LAIP y es el llamado a ejercer el liderazgo en esta materia, por lo que es imperativo que se resguarde su independencia, siendo sano que mantenga distancia de los sujetos obligados, incluyendo a la SPCTA de la Presidencia de la República.

La LAIP ha permitido que la población ejerza el derecho fundamental a saber y es por ello que debe evitarse cualquier retroceso, por lo que se debe tener mucha cautela con la consulta iniciada sobre el RLAIP, para que no se arribe a resultados indeseados.

Tags:

  • transparencia
  • corrupcion
  • iaip
  • informacion

Lee también

Comentarios