Lo más visto

Más de Opinión

Centenario del Escultismo en El Salvador

El sábado 12 de enero, el Consejo Nacional de Exploradores de la Asociación proclamó el bienio 2013-2014 como el Bienio del Centenario del Escultismo en El Salvador.
Enlace copiado
Centenario del Escultismo en El Salvador

Centenario del Escultismo en El Salvador

Centenario del Escultismo en El Salvador

Centenario del Escultismo en El Salvador

Enlace copiado
A principios del siglo XX, la Escuela Politécnica Militar que funcionó hasta 1922 estaba dirigida por una misión militar chilena.

Esta misión era dirigida por el general Julio Salinas, quien terminó emigrando a El Salvador hasta que murió en 1940. En una visita de rutina a Chile, pudo observar la experiencia scout en Chile que había surgido a raíz de una conferencia dictada por el mismo Baden Powell en la Universidad de Chile en 1909, luego de haber pasado por Argentina y atravesado los Andes.

Al regreso de su viaje, expuso dicha experiencia al entonces coronel Maximiliano Hernández Martínez, quien lo apoyó en su deseo de fundar el movimiento en El Salvador.

La idea se puso en marcha y en pocos días se había conformado la primera tropa de los Exploradores de El Salvador, diseñando como su insignia una flor de lis con un escudo de El Salvador en el centro, la misma que ahora usamos en la Asociación de Exploradores de El Salvador.

El general Salinas adoptó los manuales chilenos que a su vez se basaban en los ingleses y en el famoso libro de Baden Powell “Escultismo para muchachos”, elaborándose posteriormente pequeños manuales para que los exploradores aprobaran las pruebas de tercera, segunda y primera clase, por las que realizaban su promesa y obtenían unas insignias metálicas que lucían con orgullo en su uniforme color caqui, al estilo de los exploradores originales de Baden Powell, quien a su vez lo tomó del utilizado por los antiguos exploradores de la frontera de Canadá. Todos usaban sus sombreros de cuatro pedradas al estilo del fundador.

El entusiasmo de los primeros exploradores llevó al general Salinas a organizar un campamento en la Hacienda El Ángel, en Nejapa, en el que enfrentó a los cadetes de la Escuela Politécnica en pruebas físicas y estratégicas con los novatos niños exploradores, y para sorpresa de todos, los exploradores superaron a los experimentados cadetes. Como recompensa, el general Salinas permitió a los exploradores desfilar con su uniforme, al entrar a San Salvador, a continuación de los cadetes en traje de gala, ahí se obtuvo, frente al Palacio Nacional, la foto más antigua de los Exploradores de El Salvador que se conserva, en las todavía calles empedradas del centro de San Salvador.

Las prácticas de adiestramiento se realizaban en la colina El Zapote, donde se erigió el Cuartel El Zapote, actualmente ocupado por el Museo de Historia Militar.

Posteriormente aparecieron en el “Libro Azul” en una parada militar en el Campo de Marte el 15 de septiembre, durante la administración del presidente Carlos Meléndez, durante la anual “jura a la bandera” que se estiló desde el 15 de septiembre de 1912, cuando se adoptaron el actual escudo y bandera nacionales por el presidente Manuel Enrique Araujo.

Ingresar a los Exploradores de El Salvador de ese tiempo implicaba pasar por pruebas físicas y médicas, certificar buena conducta y obtener el pase del comandante departamental.

En todo desfile militar, el cuarto escalón lo ocupaban los exploradores, de lo cual se tiene prueba documental en las relaciones históricas de la época. Pero lo fundamental era formar ciudadanos útiles a la Patria, temerosos de Dios y obedientes a sus padres, algo que ahora hace mucha falta.

Tags:

  • estaba dirigida
  • experiencia
  • Exploradores

Lee también

Comentarios