Lo más visto

China y el proyecto OBOR

China y el proyecto Una Franja / Un Cinturón, Una Ruta (One Belt One Road - OBOR) contempla dos iniciativas reagrupadas dentro del paraguas OBOR, la primera ruta es de base territorial y se conoce como Silk Road Economic Belt (cinturón económico - Ruta de la Seda), enmarca un recorrido desde China hasta Europa pasando por Asia Central; la segunda ruta es de carácter marítima, mejor conocida como la 21st Century Maritime Silk Road (Ruta de la Seda marítima del siglo XXI), incluye las costas de China, el sureste de Asia, Oriente Próximo y el Mediterráneo hasta Europa, tiene además la ambición de conectar con África y la riqueza de recursos naturales en dicho continente.
Enlace copiado
China y el proyecto OBOR

China y el proyecto OBOR

China y el proyecto OBOR

China y el proyecto OBOR

Enlace copiado
Por raro que parezca, en el proyecto OBOR de China puede participar cualquier país, incluso El Salvador... habría entonces que preguntarse ¿cómo puede El Salvador unirse a este proyecto?, ¿afectaría o beneficiaría? El Salvador y el proyecto OBOR tendría la función de prestar servicios de construcción, migrar servicios terciarios, actividades marítimas y “servir como un canal de conexión – alimentador (feeders). Aunque la iniciativa principalmente gira en torno a una gran cantidad de proyectos de infraestructuras focalizados en otras regiones del mundo, no se descarta que el proyecto se extienda también hacia el sector de las telecomunicaciones y diversidad de redes financieras. El objetivo es vincular China con Europa (en principio Oriente Próximo y África) a través de ferrocarriles, carreteras, puertos, aeropuertos, etcétera.

El OBOR de China en Centroamérica sería para concentrarse y liderar la expansión del proyecto “Canal de Nicaragua”, El Salvador es estratégicamente logístico para dichos fines, serviríamos de “puente” ante la futura llegada de mercaderías desde Asia cruzando Centroamérica rumbo hacia otras regiones del mundo. El Salvador tiene activos sagrados y no explotados; sus costas, el espacio, tierras, carreteras, ciudadanos, algunos recursos naturales y sectores de producción...

Un canal en Nicaragua le acaricia a China considerar una estrategia del OBOR, mediante el diseño de una “fase anexa” en toda Centroamérica. El OBOR “promete” oportunidades para numerosos sectores económicos. El año 2048 es la meta para tener listo el OBOR, fecha que coincide con los 100 años de aniversario de la República Popular de China. El proyecto OBOR según estimaciones representa el 55 % del PIB mundial, abarcaría al 70 % de la población global y haría uso del 75 % de las reservas energéticas.

Recientemente, Melbourne, Australia, fue sede de un evento internacional al cual asistieron líderes políticos, empresarios, profesionales diversos. Se enfatizó los pros y contras de los países incluidos en el proyecto OBOR, pobreza, resultados y distribución de ingresos (excluyendo a China), volumen de mercancías comercializadas, hegemonía del poder económico, análisis al OBOR y uso de extensas áreas terrestres y marítimas, el OBOR de China y cambios geopolíticos mundiales, “compra de voluntades”, “corrupción gubernamental y privada” como resultado del OBOR, etcétera.

China promueve mundialmente el OBOR a diversos gobiernos mediante el estudio de factibilidad “participando y ganando licitaciones de bajo costo”, la meta es construir líneas del servicio de ferrocarriles, carreteras, puertos, aeropuertos, etcétera. Hoy en día, China a nivel mundial realiza significativamente alta inversión en infraestructura, países como El Salvador al pretender crear lazos de amistad con China debe evaluar muchísimo los pros y contras. En nada ayuda negociar proyectos que en el corto plazo requieran mantenimientos onerosos o nuevas inversiones. China posee alta tecnología. Sin embargo, en algunos casos aún se cuestiona la calidad de las obras, falsificación de bienes y servicios.

El Salvador debe “aprender de cultura y negocios” y la relación existente con los preceptos de transparencia, aplicación de normas y el concepto “ganar-ganar” porque existen países que aún no aplican con solidez los mismos, afectando tanto a los negocios, personas e incluso el mismo gobierno.

Tags:

  • china
  • proyecto obor
  • infraestructura
  • canal
  • nicaragua

Lee también

Comentarios