Lo más visto

Combatiendo el subdesarrollo

Todos los salvadoreños nos encontramos preocupados por la situación por la que está atravesando nuestro país, porque gobiernos van y gobiernos vienen y los problemas que nos tipifican entre los países subdesarrollados se mantienen persistentes como la inseguridad, altos niveles de contaminación, desempleo, emigración, mala distribución de los recursos financieros, atención hospitalaria deficiente, educación media y universitaria deficiente, etcétera.
Enlace copiado
Combatiendo el subdesarrollo

Combatiendo el subdesarrollo

Combatiendo el subdesarrollo

Combatiendo el subdesarrollo

Enlace copiado
Es evidente que el alto nivel de violencia y criminalidad que nos azota se ha convertido en una epidemia de la cual no se escapa nadie y a pesar de los esfuerzos que realizan la Policía Nacional Civil y el Ejército, parecen ser insuficientes, lo cual constituye una situación grave y no sabemos cuántos millones más de dólares serán necesarios para terminar con ese gran dolor humano, por lo que es necesario rescatar los valores humanos de nuestra sociedad los cuales casi han desaparecido.

Como consecuencia de los altos niveles de inseguridad, se agudiza el flujo migratorio principalmente hacia Estados Unidos de América y otros países.

Es triste ver esa gran cantidad de compatriotas que a diario tienen que abandonar nuestro país en busca de una oportunidad de empleo en el extranjero arriesgando su propia vida y el caso de tantos niños que han tenido que atravesar la frontera mexicana para llegar a la tierra prometida, cuando lo ideal sería que todos esos compatriotas se quedaran en su país al igual que lo hacen otras naciones en donde el recurso humano es lo más importante para alcanzar el desarrollo.

Otro de los problemas que se vislumbra en El Salvador son los altos niveles de contaminación, principalmente del aire, el suelo, los ríos y los ecosistemas marinos.

Para el caso veamos la situación del aire que a diario respiramos extremadamente cargado de humo y sin embargo no existe ninguna autoridad que le ponga paro a esa situación.

Y hasta por más políticas y estudios que se hagan de nada sirve, ya que los autobuses y vehículos particulares siguen contaminando el aire, cuando la solución es fácil: aplicando la ley de retirar esa gran cantidad de chatarras viejas que están afectando la salud de la población.

Con relación a la mala administración de los recursos financieros, eso está a la vista de la ciudadanía, ya que no se necesita ser gran economista para darse cuenta que si todos los impuestos que pagamos se canalizaran de una manera adecuada alcanzaría para todos y a lo mejor no tendríamos necesidad de endeudarnos con tantos préstamos internacionales.

Comencemos por analizar las grandes desigualdades que se dan en los tres poderes: Judicial, Legislativo y Ejecutivo. Para comenzar se debería eliminar esa gran cantidad de privilegios con las que cuenta el personal del Poder Judicial, a tal grado cuentan hasta con seguro privado hospitalario, existiendo un Seguro Social al cual acuden todos los empleados públicos y privados, así como los elevados bonos que se recetan y muchos más privilegios. Y lo más triste es que todo eso se paga con los impuestos de todos los salvadoreños.

De la misma manera esto lo vemos en la Asamblea Legislativa, que ya esa situación es del conocimiento de todo el pueblo salvadoreño.

Para comenzar se debería de reducir a la mitad el número de diputados y bajarles los sueldos, ya que hablan de austeridad pero únicamente se la aplican al humilde empleado de las demás instituciones, pues de seguir así, nuestro pobre país se seguirá endeudando de una forma irracional, a sabiendas que existen instituciones que necesitan apoyo financiero como es el caso de nuestro sistema de salud que está muy necesitado.

Tags:

  • subdesarrollo
  • inseguridad
  • contaminacion
  • emigracion

Lee también

Comentarios