Lo más visto

Más de Opinión

¿Cómo actúa un partido político moderno?

El viernes 24 de marzo el presidente Trump sufrió un humillante nuevo revés, la iniciativa de ley para revocar el Obamacare fue retirada de la Cámara de Representantes una vez que fue evidente que fracasaría rotundamente.
Enlace copiado
¿Cómo actúa un partido político moderno?

¿Cómo actúa un partido político moderno?

¿Cómo actúa un partido político moderno?

¿Cómo actúa un partido político moderno?

Enlace copiado
Para el presidente la enorme y temprana derrota se suma a dos más sobre su veto de refugiados y entrada al país de ciudadanos de países de mayoría musulmana, estas dos órdenes ejecutivas fueron obstaculizadas en los tribunales. Son derrotas que ponen de manifiesto que el imperio de la ley funciona en los Estados Unidos.

En una Democracia, aunque sea el hombre más poderoso de la tierra, no puede pasar sobre la ley ni la institucionalidad. La Democracia no es perfecta, sin embargo, es el sistema que ha probado que aquellos países que la practican, prosperan y se desarrollan. No así los países que poseen gobiernos autoritarios que abiertamente la violan y empobrecen a sus ciudadanos.

Obviamente la construcción de Democracia es un proceso de largo plazo, pero uno de los muchos aspectos que la conforman es el buen funcionamiento de los sistemas electorales, de acá la importancia en la coyuntura actual de entregar los fondos al Tribunal Supremo Electoral de inmediato y que este funcione de mejor manera en cada elección. Así también de importante es el aspecto de la transparencia en el financiamiento político, para que sean elegidos aquellos candidatos que los salvadoreños en su mayoría les escojamos por identificarlos afines a nuestras necesidades ciudadanas y no porque nuestra voluntad como ciudadanos es manipulada por la ventaja en publicidad o peor aún, por compra de votos o maniobras indebidas que favorecen a un candidato por tener la ventaja de contar con más recursos que el resto. Es fundamental que se presenten a la contienda candidatos honestos que respondan a sus electores como la primera prioridad y no a sus cúpulas partidarias.

A estos dos aspectos de la Democracia sumemos el buen desempeño de los partidos políticos que tienen el enorme reto de superar el desencanto ciudadano que ha sido documentado por numerosos cientistas políticos o estudiosos de la Ciencia Política, que consideran a los partidos políticos crecientemente irrelevantes, cosechando fracasos en sus respuestas a los problemas políticos y que muchas de sus funciones, hoy día son impulsadas con mayor efectividad por los movimientos sociales de la sociedad civil o los impulsados por las redes sociales o por innovaciones de la democracia directa, estos especialistas consideran que los partidos estarían inmersos en un proceso inexorable de declive.

Particularmente considero que esta visión negativa supone un reto para los partidos, sin embargo, personalmente estoy convencida de que los partidos son instituciones cuyas actividades son absolutamente esenciales para el funcionamiento de la democracia representativa y que el reto es modernizarse.

Permítanme señalar solamente dos eventos sucedidos en los últimos meses en el mayor partido de oposición, considero que no se debe limitar el derecho que diputadas honestas, representantes de los electores, posean su propia opinión y el derecho a disentir, ya que su prioridad como lo expresé antes son los ciudadanos, sus electores. Así como perder representantes de un sector tan importante como los jóvenes, no hay situación por difícil que sea en la que no se puedan llegar a acuerdos, cuando se discute con honestidad y enfocándose en lo que coincidimos mucho más que en lo que nos separa.

Existen partidos políticos que solamente buscan votos, también están los que solo buscan posiciones de gobierno y también existen los que buscan establecer políticas publicas orientadas al bienestar ciudadano y al crecimiento del país.

El Salvador requiere partidos políticos fuertes y ¿cómo actúa un partido político moderno? Entre otros muchos aspectos, fortaleciendo su cohesión interna, enfrentando sus diferencias con madurez política y con un claro enfoque hacia el desarrollo de sus miembros, del país y de sus ciudadanos, este es el verdadero reto de un partido político moderno, lo mejor entonces es caminar en esa dirección. La construcción de nuestra incipiente democracia así lo exige.
 

Tags:

  • Trump
  • Obamacare
  • democracia
  • honestidad

Lee también

Comentarios