Lo más visto

¿Cómo entramos a 2020?

Es una pesadilla diaria la que sufrimos los habitantes del país que amamos y al cual servimos, cada quien desde su trinchera. Nuevamente señalamos a los manejadores (porque conducir no saben) del transporte colectivo, muchos taxistas y la mayoría de los que usan transporte privado para sus traslados.

Enlace copiado
Roberto Montoya Argüello

Roberto Montoya Argüello

Enlace copiado

Por más que lo intento, no me logro explicar algunas de las actitudes que observamos a diario, por ejemplo: motociclistas y resto de los mencionados, cuando observan que el semáforo cambia a amarillo para quienes vienen en la vía contraria, comienzan la marcha sin esperar el verde que les corresponde. ¿Qué angustia mental nos impulsa a querer adelantarnos una fracción de segundo? Generan accidentes con la consiguiente carga social e incomodidad para el resto. ¡Fallece un motociclista cada día y no escarmientan!

Los autobuses bloqueando las intersecciones y la gran cantidad de accidentes que obstaculizan la libre circulación, desde los menos graves ("choque de besito") hasta los que generan heridos, mutilados o muertos, se producen en todas las calles de las ciudades y carreteras de nuestro país.

Reiteraré lo propuesto en ocasiones anteriores: desde un vehículo no oficial, sin logos ni identificación como policía de tránsito, debiera darse seguimiento a un colectivo de cualquier ruta, desde que sale de su estación, filmándole todo el trayecto, grabando cada una de las infracciones que comete y al final de su recorrido colocarle todas las multas documentadas en la grabación, al motorista responsable y amonestar a la empresa por no tener personal capacitado en sus unidades, completando con la respectiva prueba de dopaje en sangre y orina. Seguramente pondrán el grito en el cielo y clamarán diciendo que es un acoso policial contra determinadas empresas de transporte. Repitan el procedimiento con todas las rutas, seleccionadas al azar 5 minutos antes de salir del cuartel para evitar filtraciones de información. Háganlo en el transporte urbano e interurbano. Otro día pasen por la 1ª calle poniente de la 25ª avenida norte hacia el occidente al costado del Hospital Rosales y demás centros de atención que allí se encuentran y verán las mil violaciones al Reglamento de Tránsito que se observan a simple vista y el desorden de las ventas callejeras.

En fin, recorran cualquier calle de la ciudad o en los alrededores de la colonia Médica donde además de las violaciones al Reglamento de Tránsito, los picacheros de verduras y los comerciantes de música grabada hacen sufrir a los pacientes con el estridente volumen anunciando sus productos. Los vehículos de la PNC en Betania, Santa Tecla, estacionados en esquinas y zonas amarillas.

Como ciudadanos exigimos que se ponga orden en todos estos aspectos que lesionan la salud mental de los ciudadanos. ¿Cuánto deberemos esperar para que las autoridades centrales y municipales cumplan con su deber? Hay mucho que hacer si tuviéramos autoridades con capacidad, voluntad, valor para actuar. Un mejor 2020 para todos los amables lectores y sus familias. Dios les bendiga.

Tags:

  • transporte colectivo
  • actitudes
  • multas
  • Reglamento de Tránsito

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines