Cómo generar empleo

Generar empleo tiene su origen en la colaboración que una persona o empresa requiera de otras que posean los conocimientos o capacidades para realizar un bien, una obra, una idea o prestar un servicio para satisfacer las necesidades de un conglomerado local, nacional y del mundo a cambio de una remuneración, acorde a sus conocimientos o habilidades.

Enlace copiado
Enlace copiado

Partiendo de esta premisa, es indudable que un país debe disponer de muchos emprendedores deseosos de llevar a cabo proyectos productivos de bienes y servicios que tengan determinada demanda, buscando los recursos indispensables más económicos a fin de ser competitivos en el mercado hacia donde planean incursionar, incluyendo las facilidades físicas, fiscales, financieras y humano, capacitado para el desempeño de sus operaciones, a fin de obtener el lucro razonable esperado de su inversión.

El desarrollo de las actividades en mención permite mayor disponibilidad de ingresos a la población con más poder de compra y al Estado mediante los tributos, para efectuar trabajos de infraestructura y beneficios a los ciudadanos, debiendo contribuir a motivar la inversión de propios y extraños, lográndose no solo con propaganda, sino poniendo a disposición de posibles inversores proyectos que permitan la explotación de los recursos naturales que más abunde, especialmente autóctonos que posean propiedades alimenticias o medicamentosas, que son las más demandadas por todas las personas y animales domésticos por doquier, además para el mantenimiento de la flora trabajada por el hombre para lograr la rentabilidad de sus cosechas.

Previamente a la formulación de los planes institucionales, debe iniciarse con lo que verdaderamente es lo primero, la formación del recurso humano, diariamente vemos en los periódicos grandes cantidades de ofertas de trabajo, ¿por qué esa escasez?, sencillamente porque de las largas filas de aspirantes a una sola plaza, no llenan los requisitos, no han sido formados adecuadamente en sus respectivos estudios, los programas escolares no contemplan los temas prácticos básicos, por otra parte no existe la obligatoriedad de padres y Gobierno mediante fuertes sanciones, para que todo joven en edad escolar logre una meta no menor de bachillerato, debe legislarse seriamente al respecto; lamentamos que en las posiciones de mandos decisorios de las políticas, para generar trabajo y la inversión requerida, no tengan la orientación adecuada ni escuchen la opinión pública que ansía colaborar con sus inquietudes. Toda persona nace con un cociente de inteligencia y depende de su educación lo desarrolla al máximo, incluyendo llegar a científico, y por supuesto no tiene necesidad de mendigar empleo, puede generarlo, descubrimientos les puede redituar riqueza o a la compañía con quien trabaje y lo estimule con buenos incentivos.

Es lamentable que nuestros gobiernos solo han pensado en atraer maquilas que importan sus materias primas y materiales, una vez confeccionado el producto es enviado completo a la casa matriz y el porcentaje de beneficio para el país es mínimo, si se importa luego ese mismo producto llega a precios elevadísimos, en cambio el país apenas recibe una migaja de todo ese precio, para empezar los maquileros buscan países donde la mano de obra es más barata, se pagan salarios a veces menor del mínimo, el valor agregado apenas para la renta de las instalaciones donde procesan, el alimento a los trabajadores por señoras que venden con bajísimos ingresos, el servicio de energía y el transporte local para trasladar los materiales del puerto que los recibe al local de la fábrica y luego transportar el producto elaborado al puerto de embarque a su país de origen.

Lee también

Comentarios

Newsletter