Lo más visto

Más de Opinión

Cómo incentivar la productividad

En El Salvador desde hace décadas los cultivos agrícolas se han realizado de manera tradicional, con conocimientos, experiencias y prácticas que eran transmitidas de una generación a otra; generando de esta forma lo que se conoce como uso tradicional de la tierra.
Enlace copiado
Cómo incentivar la productividad

Cómo incentivar la productividad

Cómo incentivar la productividad

Cómo incentivar la productividad

Enlace copiado
Sin embargo, con el avance de la tecnología agrícola estas prácticas han incorporando técnicas que permiten dar respuestas a factores de productividad y de protección del medio ambiente.

El cambio gradual de técnicas y esquemas de trabajo que se están implementando en la agricultura de El Salvador se puede evidenciar en el uso de semilla certificada por parte de los productores de caña de azúcar.

Hace algunos años era común que los productores almacenaran caña de su cosecha para utilizarla como semilla en la nueva siembra, no obstante, esto no les garantizaba una producción óptima.

En la actualidad es cada vez más frecuente encontrar productores que prefieren comprar la semilla certificada que cuenta con una pureza genética, libre de plagas y enfermedades, ya que les garantiza una mayor producción y rentabilidad del cultivo.

Asimismo, la variedad de la semilla de caña de azúcar se elige tomando en cuenta elementos como el tipo de suelo, clima, altitud y periodo de cosecha; todo esto con el fin de asegurar una producción sostenible en armonía con el medio ambiente.

Por otra parte para incentivar la productividad, los ingenios azucareros del país cuentan con áreas dedicadas a la investigación y desarrollo de los cultivos, lo que les permite innovar continuamente la tecnología agrícola utilizada en los cultivos de caña de azúcar; tecnología que tiene como objetivo mejorar la productividad de manera sostenible, es decir, incrementar la producción de caña de azúcar dentro de la misma área cultivada, cuidando el medio ambiente y las personas involucradas en las labores agrícolas, así como a la comunidad que se encuentra alrededor.

Una de estas tecnologías agrícolas es el Manejo Integrado de Plagas (MIP) que comprende la prevención, el monitoreo de plagas y las medidas correctivas. Con el MIP el sector azucarero buscar utilizar medidas alternativas de control para cada plaga, con el fin de reducir el uso de agroquímicos y el riesgo de contaminación del medio ambiente y de las personas.

La correcta utilización del manejo integrado de plagas salvaguarda el medio ambiente, ya que busca reducir la utilización de productos nocivos para este y lograr de esa forma la sostenibilidad de los cultivos de caña de azúcar.

Incrementar la productividad de manera sostenible conlleva beneficios económicos para los productores de caña de azúcar, ya que realizan un uso eficiente de insumos agrícolas, además de utilizar mecanismo tecnológicos que les permiten mejorar la forma de cultivar y cosechar la caña de azúcar.

La producción sostenible en el sector azucarero garantizará la estandarización de los patrones de producción y representa una contribución del sector para alcanzar una de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Esta contribución permitirá cubrir las necesidades presentes de cultivar caña sin comprometer los recursos de las generaciones futuras, incentivando a la vez la producción agrícola.
 

Lee también

Comentarios