Lo más visto

Más de Opinión

Como se implementa la industria del cannabis

Enlace copiado
Rafael Castellanos - Analista

Rafael Castellanos - Analista

Enlace copiado

"La industria genera miles de millones en el mundo, debemos superar los tabúes, despenalizarla y montar el concepto y el aparataje estatal para su cultivo, industrialización, médica de inicio, distribución, venta y exportación. Es una realidad como la cuarta revolución industrial, no requiere tanto tiempo, ni inversiones. Tenemos tierra, sol y gente diligente en el agro, industria y comercio. Ojalá el Gobierno Bukele identifique e implemente la industria haciendo historia.

En el tema de la Industria farmacéutica, no tenemos tampoco la experiencia, las posibilidades son que los laboratorios nacionales adquieran licencias de quienes ya producen medicamentos para aliviar o curar las más de 36 enfermedades que está comprobado que son beneficiadas con el uso del productos del cannabis. Aquí se dividen entre los medicamentos que no contienen los elementos psicotrópicos que contiene el cannabis y los que si lo tienen y eventualmente con el pasar del tiempo es hasta probable que puedan fabricar productos genéricos mas al alcance del bolsillo y de la gente de mas bajos recursos. Para controlar y regular esta parte industrial el Gobierno debe juntar una estructura sofisticada con controles efectivos sobre la trasparencia con que actúan y capacitarlos para regular y supervisar como país de primer mundo.

El otro importante sector en esta industria es el de la distribución y venta, en donde deben diseñarse de manera eficiente sin caer en lo ridículo, a quienes pueden calificar para vender el país con receta médica, o mejor aún para exportación, un mercado mucho mas grande que requeriría muchas mas manzanas de siembra para exportar a los mercados Internacionales que se abrirán si los trabajamos adecuadamente. En el país lo lógico seria que tanto el sistema farmacéutico como el de exportación, exploren tomar diferentes figuras de acuerdo a las mejores prácticas mundiales.

Todo lo descrito breve y superficialmente, hace ver con facilidad que esta industria que proponemos para el país, como un motor de la economía es algo serio, grande y es una novedad que no tenemos.

No son necesarias cuantiosas inversiones en maquinaria o en enorme infraestructura, pero tenemos tierra, sol y trabajadores diligentes en todas las áreas, agrícola, industrial, distribución y venta que pueden convertir esta industria en algo importante para la economía de El Salvador, que crece muy lentamente y no tiene a la vista nuevos motores que la impulsen vigorosamente en corto tiempo.

Ya la iniciativa no debe quedar solamente en manos de Diputados que se animen, aunque no tengan el respaldo entusiasta de sus colegas en la Asamblea, porque los invita a investigar y debatir, algo que en la Asamblea es difícil que camine, es su naturaleza.

El Gobierno Bukele tiene la meta de hacer crecer la economía, crear empleos y sacar mas gente de la pobreza. A ellos corresponde estudiar mas seriamente esta propuesta, investigar y hace números, y luego hacer historia ayudando al país con una inyección económica que no requiere mucha inversión financiera, es mayor el trabajo en abrir mentes, cambiar voluntades, romper tabúes y armar el aparataje estatal necesario para este salto de calidad y que está tan presente como la cuarta revolución industrial en el mundo, pero requiere menos tiempo y esfuerzo .

Queda el reto para el Gobierno del presidente Bukele, ojalá lo aproveche.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines