¡Comparemos! (II)

¿Qué resultados tenemos 24 años después? Igual o mayor número de muertos por año; poderosos oprimiendo con insuperables muestras de cinismo; oligarquía emergente, voraz y despiadada; economía fiscal, empresarial y hogareña en quiebra; desastrosos resultados sanitarios; inseguridad casi total con pérdida de la territorialidad, policías parapetados cerrando calles por miedo; la capacidad policial medida en número de enfrentamientos lo que solo habla del incremento de las agresiones de la delincuencia...
Enlace copiado
Enlace copiado
La inconformidad ciudadana en las redes sociales, o tertulias amigables, exige consolidarse en un movimiento cívico de unidad que diga un hasta aquí y marque un desde aquí al derrotero nacional.

La necesidad de tal unidad se configura con urgencia en la conciencia ciudadana para que surtan efecto los cambios en los períodos eleccionarios futuros.

Hay movimientos cívicos independientes promoviendo la probidad, la lucha contra la impunidad, el irrestricto respeto al Estado de derecho, a los valores y derechos electorales, la eliminación del nepotismo, la efectiva y eficiente rendición de cuentas de los funcionarios, que se elimine el amiguismo y respondan por los que nombran para que se tenga verdadera meritocracia, que los partidos políticos sean honrados en su interior y hacia el exterior; que haya una FGR independiente y proba. Urge conformar ese movimiento ciudadano liberador.

Mi sugerencia es que los guías de cada uno de ellos, que conocen quiénes son los otros, se citen a un ejercicio unificador de la “tercera fuerza”, sin derechas ni izquierdas, todo por El Salvador. Amén.

[email protected]

Tags:

  • inseguridad
  • miedo
  • delincuencia
  • enfrentamientos
  • unidad

Lee también

Comentarios

Newsletter