Lo más visto

Más de Opinión

Compatriotas que van y vienen

Enlace copiado
Rafael Ernesto Góchez / Colaborador de LA PRENSA GRÁFICA

Rafael Ernesto Góchez / Colaborador de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

El éxodo se expresa en que 3 de cada 10 salvadoreños viven en el exterior (en promedio, 350 compatriotas emigran diariamente). La nueva modalidad es emigrar en grupo y visiblemente. La OIM realizó una encuesta a una caravana que salió de El Salvador el 31/octubre/2018, la cual revela que los dos principales motivos fueron: (a) 79 % de los migrantes manifestó que lo hacía buscando mejores condiciones de vida y (b) 45 % lo hacía debido a la inseguridad (violencia).

El estudio estimó que el 80 % de esa caravana eran hombres, 60 % provenía del área urbana, 83 % eran adultos entre 18 y 50 años y 12 % eran niños. Un 8 % de quienes dijeron encabezar a un grupo de migrantes que viajaban juntos (jefe de viaje) se identificó como parte de la comunidad LGBTI. Solo el 12 % de personas declaró conocer los medios para solicitar asilo, refugio o alguna otra forma de protección en el país de destino.

El otro lado de la moneda lo constituyen los migrantes retornados. FUSADES acaba de publicar un estudio que subraya la conveniencia de apoyar a las personas que regresan –voluntaria o involuntariamente– a su país de origen, después de haber estado en el extranjero por un tiempo. Entre 2012 y 2017 se estima que volvieron a El Salvador un total de 251,620 migrantes; de los cuales, el 89 % tenía entre los 18 y 59 años de edad.

Considerando que las causas económicas son el principal motivo de la emigración y que la mayoría de retornados están en edad productiva, se asume que insertarse laboralmente sería una de sus prioridades al llegar a suelo cuscatleco. De no lograrlo, se verían motivados nuevamente a emigrar. En este sentido, se destacan tres elementos que habría que considerar para contribuir a que los retornados se inserten productivamente.

Elemento 1. Proyectar lo positivo de los retornados. El capital humano (educación bilingüe, valores democráticos y experiencia laboral en el extranjero) puede ser un factor dinamizador. El reto es remover las barreras para la inserción laboral de los retornados y propiciar el desarrollo local para abordar las causas que motivaron el éxodo.

Elemento 2. Facilitar el acceso a redes de contactos y servicios locales. Esto es vital porque a muchos retornados les resulta difícil vincularse con instituciones y prestadores de servicios para el desarrollo empresarial. Esto es clave para aquellos compatriotas que tienen iniciativa y recursos para emprender un negocio en su lugar de origen.

Elemento 3. Dar una respuesta diferenciada. La reinserción económica de los retornados voluntarios habría que promoverla simplificando y agilizando los trámites para crear o expandir negocios. El caso de los retornados no voluntarios requiere de una asistencia técnica y financiera que sea asequible y propicie su integración social y económica.

Conclusión: la falta de oportunidades económicas es la principal causa de la emigración salvadoreña y la mayor barrera que enfrentan los retornados para integrarse en su terruño. Es decir, el tema migratorio refleja un problema estructural: la estrechez del mercado laboral y la baja inversión en 12 de los 14 departamentos. Conviene, entonces, mejorar la infraestructura, apoyar la formación laboral, propiciar los encadenamientos productivos e impulsar los asocios público-privados para dinamizar las economías locales.

Tags:

  • migrantes
  • inseguridad
  • asilo
  • retornados
  • reinserción
  • falta de oportunidades
  • asocios público-privados

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines