Lo más visto

Consideraciones para un programa de transformación digital

El jueves 24 de octubre, tuve la oportunidad de discernir como panelista sobre el tema "El Nuevo Consumidor", dentro del marco de la celebración de la Cumbre Centroamericana de la Industria, organizada por la ASI. Uno de los temas que salió a relucir, fue el de la transformación digital en las empresas; indiscutiblemente, "El Tema" para nuestro país.

Enlace copiado
Joaquín Rivas Boschma - Consultor Especializado

Joaquín Rivas Boschma - Consultor Especializado

Enlace copiado

Los empresarios y sus Juntas Directivas tienen ansiedad en cuanto a tomar una decisión acerca de desarrollar un proceso de transformación digital. Primeramente, conozcamos ¿qué se entiende por Transformación Digital? Consiste en definir el conjunto de estrategias y herramientas sustentadas en tecnología digital, seleccionar el talento humano competente, establecer un presupuesto dedicado exclusivamente a lo digital, para ir migrando el negocio hacia atender clientes en el mundo digital, además de los lugares físicos.

Debido a la velocidad con la cual la tecnología está cambiando y adicionalmente, cambiando el comportamiento de los consumidores, las empresas necesitan encontrar innovadoras formas para adaptarse a los cambios que están ocurriendo en el mundo digital. Los grupos de consumidores están empoderándose cada vez más en cuanto a las decisiones que toman al momento de compra de un producto/servicio.

En ese sentido la transformación digital tiene su asidero en el crecimiento de los dispositivos móviles, dada la rapidez con la cual los consumidores buscan y encuentran lo que quieren.

El equipo directivo de la empresa necesita tener una clara y coherente visión acerca de lo que se desea alcanzar como meta, así como la determinación para realizar los cambios que sean necesarios, tales como, romper silos, mejorar las habilidades digitales, cambiar la cultura y disposición al trabajo.

También debe tener un enfoque en el valor de la innovación, para los clientes y empleados. La transformación digital debe de ser coherente con la estrategia empresarial y crear valor, por lo que la meta significa entregar mayor valor a los clientes y empleados.

Desde el cliente, analizar y reestructurar el portafolio, personalizar el servicio, brindando la mejor experiencia al cliente e implementando servicios adicionales. Desde la perspectiva de lo interno, hay que automatizar todo proceso que sea repetitivo, para "desbloquear" el tiempo de los empleados y puedan dedicarse a trabajo más creativo.

Esto debe hacerse con el apoyo de las personas que saben cómo se hacen los procesos.

Es importante escuchar a usuarios y empleados para probar nuevas iteraciones de soluciones conjuntamente.

La transformación digital consiste, además, de introducir soluciones sustentadas en las tecnologías más innovadoras, que conduzcan a lograr expansión del negocio o reducción de costos.

Al final se trata de entregar mayor nivel de satisfacción del consumidor y de utilidades y por ello es recomendable utilizar la tecnología que esté en uso, con herramientas probadas, de las cuales la tecnología móvil es la que mejor responde a ello.

Hay que estar alerta al desarrollo tecnológico y subirse "en la ola correcta".

Finalmente queda la implementación y desarrollo continuo del proceso de transformación digital, por medio de un análisis técnico que asegure la integración efectiva de los sistemas y productos tecnológicos, así como la aceleración del proceso de adopción.

Hay que desarrollar nuevas competencias en los empleados, monitorear el nivel de comprensión de lo que se entiende por digital, correr iterativamente los procesos definidos anteriormente, y estar en constante desarrollo, investigación y experimentación. Lo relevante es mantener la lealtad del cliente.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines