Lo más visto

Más de Opinión

Coronavirus y violencia: la doble amenaza

En nuestros hogares debemos ser quien promueve escuchar.

Enlace copiado
Karla Rivas

Karla Rivas

Enlace copiado

La pandemia covid-19 trae consigo uno de los momentos de mayor incertidumbre para la humanidad, lo único cierto es que hay un virus fuera de nuestras casas que amenaza a muerte y que, como seres humanos, debemos permanecer en cuarentena por supervivencia.

Pero para muchos, la amenaza no está fuera sino dentro de sus propias casas. Lamentablemente, la experiencia demuestra que las medidas restrictivas adoptadas en todo el mundo para luchar contra el covid-19 intensifican el riesgo de violencia doméstica.

El estrés que se genera por los problemas económicos, por el encierro, el miedo, el cansancio por las tareas domésticas y laborales, entre otros factores latentes en esta crisis, desemboca en intolerancia, búsqueda de culpables y, desafortunadamente, al ser mal manejado, termina en agresiones de diferentes tipos.

Organizaciones como las Naciones Unidas ya levantaron bandera sobre este tema y pidieron a los países y gobiernos estar atentos a este fenómeno para brindar apoyo de manera proactiva a quienes pudieran sentirse abusados. La relatora especial de las Naciones Unidas sobre la violencia contra la mujer, Dubravka Simonovic, informó recientemente que "es muy probable que aumenten las tasas de violencia doméstica generalizada, como ya sugieren los informes iniciales de la policía y la línea de ayuda directa. Para demasiadas mujeres y niños, el hogar puede ser un lugar de miedo y abuso" ¹.

La violencia y discusiones han incrementado la violencia intrafamiliar en países como China, España, Italia y Estados Unidos. Hace un par de semanas circularon noticias de la ciudad china de Xi’an donde las oficinas de registro de matrimonio habían visto un número sin precedentes de citas de divorcio desde su reapertura, después de la cuarentena. Según se mencionaba, esto era por causa de conflictos por la larga permanencia en el hogar y en muchos casos se trató de decisiones impulsivas.

Desacuerdos y discusiones de los padres también traen como consecuencia inseguridad y temor en los niños. Muchos de ellos reflejan su estrés en comportamientos como estar más ansiosos, retraídos, enojados, agitados o pueden incluso presentar incontinencia urinaria.

¿Queremos ser parte de la solución? Debemos serlo. En nuestros hogares debemos ser quien promueve escuchar, no gritar, comprender, abrazar. Si tenemos menores a cargo, tal como se puede ver en la información que comparte UNICEF en sus redes sociales ², en estos momentos los niños deben conocer lo necesario sobre la situación y ser informados con amor y creatividad. Así también se recomienda llevar a cabo juegos y actividades creativas con los niños, a pesar de que la convivencia se realice en espacios pequeños, es lo más saludable para que ellos se sientan amados y respetados en estos momentos.

También está en nuestras manos proteger a quienes probablemente están sufriendo en silencio. Es desgarrador e indignante pensar que niños, niñas y mujeres tienen que vivir la cuarentena en encierro con su abusador. Los más vulnerables, los desprotegidos, no pueden estar solos en estos momentos. Comparto números para denunciar situaciones de violencia contra la mujer: Programa Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (ISDEMU) 7608-6805 y Línea de Atención Especializada para la Mujer de la Procuraduría General de la República 7851-1215, ambos tienen atención vía WhatsApp.

De nosotros depende no convertirnos en una amenaza peor que la del virus.

¹ Sitio Web Naciones Unidas, sección Noticias https://news.un.org/es/story/2020/03/1471872

² Twitter UNICEF El Salvador @UnicefSV

Tags:

  • hogares
  • covid-19
  • violencia doméstica
  • convivencia
  • WhatsApp

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines